Oña mejorará el acceso al casco histórico

S.F.L.
-

El Ayuntamiento prevé invertir 118.000 euros en arreglar parte de la calle del Agua, renovar la entrada al Hogar del Jubilado y regular el tráfico en la plaza del Conde Sancho García

Los adoquines de la cuesta de ‘Alejo’ presentan un estado muy deteriorado. - Foto: S.F.L.

Oña mejorará de manera global la accesibilidad de su casco histórico para vehículos y a peatones. El Ayuntamiento invertirá 118.069 euros  en arreglar el pavimento de parte de la calle del Agua, arteria principal de la localidad, renovar la entrada al centro de la tercera edad y regular el tráfico y el estacionamiento en la plaza del Conde Sancho García. Las obras, que se sacarán a licitación próximamente, comenzarán de cara a la primavera o incluso antes, dependiendo del proceso de adjudicación y de la meteorología.

Algunos tramos de la calle del Agua presentan un deterioro importante y un firme irregular y hundido en algunas zonas, debido a una mala compactación de las zanjas de saneamiento que discurren por el centro de la calzada. Además, la capa superficial de las aceras y bordillos se encuentra desgastadas y hay existen zonas parcheadas. Por ello, se renovará completamente el pavimento de la vía en los tramos que lo requieran y se ampliarán las aceras.

Todos los vehículos que acceden al casco histórico de la villa condal, tanto coches como camiones y autobuses, circulan por esta calle, motivo que ha llevado a que los adoquines se hayan hundido, movido o partido. Además, en días lluviosos, se forman grandes charcos molestos para viandantes y conductores.

Otro obstáculo importante dentro del centro del pueblo se sitúa en el Hogar del Jubilado. Varias mujeres de la localidad acuden cada día para jugar a las cartas, cambiar opiniones y pasar un rato en buena compañía. Los dos peldaños de la entrada dificultan el paso a personas con movilidad reducida y para solventar el problema se eliminará. También se intervendrá en los bordillos de la Plaza del Mercado y los posteriores de la calle Maza.
La tercera y última actuación, incluida en los Planes Provinciales de este año, comprende la regulación del acceso a la plaza del Conde Sancho García y parte de las aceras del centro cultural Nazaret. Se trata de una zona de gran importancia dentro del conjunto histórico de Oña, pues la fachada principal y la entrada al monasterio de San Salvador se ubican allí.

Hoy en día no existen restricciones al tráfico por lo que la zona se ve invadida por vehículos que la utilizan como aparcamiento, provocando así un fuerte impacto visual al Bien de Interés Cultural (BIC). De este modo, se instalarán unos bolardos automáticos para mantener abierta o cerrada la plaza cuando sea necesario. Otros de los trabajos que se desarrollarán consiste en la reconstrucción de la pequeña rampa de entrada al centro cultural, ya que la actual no garantiza unas condiciones favorables de accesibilidad.

El Consistorio trabaja en la redacción de un plan de viabilidad de sus calles y pretende peatonalizar tres de ellas para evitar las malas prácticas de estacionamiento. Las vías destinadas únicamente a los peatones, aunque excepcionalmente podrán circular coches, serán la calle del Pestiño, la del Convento y la plaza del Conde Sancho García.

El alcalde del municipio, Arturo Pérez, afirma que la gente se tiene que acostumbrar a «no aparcar el coche en la misma puerta donde quiere ir» y añade que en Oña hay «suficiente» zona de estacionamiento en zonas limítrofes al centro como el Parque de La Presa o la Casa del Parque.


Las más vistas