Gonvarri y DuPont trabajarán juntos por la economía circular

Europa Press
-
Gonvarri y DuPont trabajarán juntos por la economía circular - Foto: Alberto Rodrigo

El ácido clorhídrico que utiliza como producto secundario en la fabricación de nomex se reutilizará en el proceso del grupo metalúrgico, con plantas en Asturias, Burgos y Tarragona

El complejo industrial de DuPont en Asturias y el grupo Gonvarri, con plantas en Asturias, Burgos y Tarragona, han logrado un acuerdo para impulsar la economía circular y reducir el consumo de energía, agua y transporte, que tendrá una inversión inicial de más de un millón de euros.
DuPont fabrica nomex, una fibra que tiene una importante resistencia térmica, incluso a las llamas. A través de esta colaboración, su producto secundario, el ácido clorhídrico, se reutilizará en el proceso productivo del grupo metalúrgico.
Teniendo en cuenta que la producción de cloro requiere de un gran aporte energético y de agua, se estima que esta iniciativa reduzca el equivalente al consumo de agua de un pueblo de 350 habitantes durante un año, el consumo eléctrico de un mes de DuPont en Asturias (equivalente a la energía consumida por 1.500 viviendas en un año) y un total de 500.000 kilómetros al año en transporte por carretera.
La presidenta de DuPont en España, Ángela Santines, ha asegurado que la compañía siempre busca maneras "diferentes" de abordar la mejora de sus procesos. En este sentido, ha declarado que fue "clave" encontrar un socio para el que un flujo de ácido clorhídrico de concentración media, por debajo de la concentración comercial, supusiese un valor añadido.
"La colaboración con Gonvarri nos permite evitar la neutralización de este producto secundario con sosa", ha explicado. Además, ha precisado que este proceso comporta un gasto económico y aumenta considerablemente el consumo de recursos y necesidades de transporte.
Por su parte, Gonvarri utiliza ácido clorhídrico en concentración similar a la del producto secundario de DuPont, para los procesos que lleva a cabo en sus instalaciones de Cancienes, además de en las de Burgos y Tarragona.
Para el presidente de Gonvarri, Jon Riberas, la compañía está avanzando hacia la circularidad de sus procesos productivos. Así, ha declarado que eran "conscientes" de la posibilidad de producir sinergias, pero que la complejidad de las pruebas de compatibilidad, junto con los ajustes en los procesos, han requerido un "importante" esfuerzo en la consecución de un acuerdo en el que todos salieran beneficiados.
"DuPont evita comprar, transportar y manejar sosa, Gonvarri adquiere el ácido a coste reducido para sus líneas de decapado y todo ello redunda en un menor consumo de cloro", ha explicado Riberas.