Urgen la venta del centro de especialidades junto al Yagüe

R.P.B.
-
Urgen la venta del centro de especialidades junto al Yagüe - Foto: Patricia González

La Tesorería de la Seguridad Social pide la inclusión de este edificio en el plan de enajenaciones. Mientras, la Junta no ha ratificado la descontaminación de la parcela hospitalaria

La Tesorería de la Seguridad Social acaba de solicitar a la Subdirección General de Patrimonio la inclusión en el plan de enajenaciones del centro de especialidades que se halla junto al solar en el que estuvo ubicado el Hospital General Yagüe. Solar que, por otro lado, ya ha sido por fin segregado en tres parcelas tras un lento y farragoso proceso administrativo, pero cuya evolución de cara a su futura urbanización sigue lastrado porque la Junta de Castilla y León no ha dado aún el visto bueno al certificado de descontaminación presentado, trámite necesario para poder obtener el certificado final de obra de demolición del hospital. 

Que se haya instado por fin a la venta del centro de especialidades, que acaba de cumplir siete años cerrado, constituye un avance importante respecto a su futuro inmediato, máxime cuando, sobre el edificio de seis plantas que en su día alojó hasta 14 especialidades médicas que ya no tenían espacio en el Yagüe, habían mostrado interés distintos grupos de la sanidad privada, una solución con sentido pues el inmueble mantiene su uso sanitario según recoge el Plan General de Ordenación Urbana.

Respecto de las actuaciones derivadas de la segregación de la finca matriz, éstas culminaron con su inscripción en el Registro de la Propiedad nº 1 de Burgos el pasado día 4 de febrero, quedando dividido de la siguiente manera: un solar en el número 2 de la calle León XIII sin construcciones sobre el que se está estudiando alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento para la construcción de viviendas; la finca de la avenida del Cid, 94 donde se levanta el centro de especialidades; y la parcela de la avenida del Cid, 96 sin construcciones (el solar del viejo Yagüe).

Según el PGOU, en la zona ocupada por el antiguo hospital se contemplan diferentes usos: construcción de viviendas (podrá levantarse un centenar de viviendas en cuatro torres, con una parte de carácter social), un vial con zona ajardinada que comunicará la calle Padre Aramburu con la calle León XIII, y una parcela para dotación social aún por determinar (el alcalde admitió hace unos meses que cualquier dotación exigiría una potente inversión, de entre 15 y 20 millones de euros, y que no corría precisamente prisa actuar en allí).

 

LA DESCONTAMINACIÓN

El principal escollo para la nueva urbanización del solar sobre el que se asentó el Yagüe sigue siendo la descontaminación de su suelo. Hasta que la Junta de Castilla y León no dé el visto bueno no podrá realizar actuación alguna. Las obras de demolición y adecuación de los terrenos comenzaron hace ahora tres años, y aunque haga ya muchos meses que en el solar no hay ninguna máquina trabajando, se está a expensas del citado informe positivo respecto de la descontaminación de los terrenos. Para ello, una empresa especializada acometió un concienzudo estudio de los casi 24.000 metros cuadrados donde estuvo enclavado el centro sanitario y depende del análisis de éste que se dé el visto bueno al final de la demolición o bien tendría que encargarse un nuevo proyecto de descontaminación.

Los trabajos consistieron, entre otros, en la realización de catas y calicatas de varios metros de profundidad en diferentes puntos para analizar el tipo de materiales que ocupan la parcela, en la que se desarrollaron actividades contaminantes vinculadas a la actividad del centro hospitalario, desde el almacenaje de combustibles a especialidades radiológicas, entre otras. El estudio, encargado por la Tesorería General de la Seguridad Social, debiera permitir determinar también si hay restos importantes de la cimentación del inmueble derribado o de los sótanos bunkerizados que tuvo en su día y si éstos pudieran tener incidencia en los futuros proyectos urbanísticos que se prevén en este espacio.

Si el dictamente fuese negativo, la reurbanización de esta zona se prolongaría aún más en el tiempo, toda vez que habría que contratar nuevas actuaciones para dejar los terrenos tal y como exige el final de obra de demolición.Esto implicaría un nuevo calendario de plazos, que en ningún caso sería breve, ya que habría que sumar como otros dos años, periodo mínimo para la presentación del estudio de detalle de la parcela, la realización del proyecto, la cesión de la parcela al Ayuntamiento...

 

LA CAMPOSA

Con la segregación de la parcela de la calle León XIII (la ubicada detrás del centro de especialidades) podrá hacerse ya efectivo el acuerdo urbanístico por el cual podrán reubicarse parte de los pisos que no pudieron erigirse en La Camposa porque en 2004 el Tribunal Superior de Justicia consideró que afectaba a las laderas del Castillo. Fue el nuevo PGOU, ya en 2014, cuando resolvió que los aprovechamientos se trasladarían a otras parcelas. Y fue en mayo del pasado año cuando Fomento acordó que estos se ubicarían en Manuel de la Cuesta, el Parral y el citado solar de León XIII, donde el Ayuntamiento tiene derecho a 16 viviendas en un bloque de ocho alturas.