Las inversiones de 2015 irán al polideportivo y al templo de Cojóbar

I.P. / Burgos
-

El pleno aprueba inicialmente las cuentas para el próximo ejercicio, que rondan los 400.000 euros. El alcalde destaca la urgencia de sustituir la cubierta de la iglesia de la pedanía

La iglesia de Cojóbar es una joya del románico, en la que también destaca su pila bautismal. - Foto: Ángel Ayala

El pleno de Modúbar de la Emparedada ha dado luz verde inicialmente al presupuesto de 2015, unas cuentas similares a las de este año a punto de finalizar, que se sitúan en torno a los 400.000 euros, de los que aproximadamente la mitad se destinarán a inversiones, que ya están decididas en su mayor parte, según explica el alcalde, Sebastián Sardiña.
Así, está previsto el cambio de la cubierta de la iglesia románica de Cojóbar, junta administrativa perteneciente a Modúbar. Es una obra que urge dado el mal estado del tejado, que hace peligrar todo el inmueble. Después de varios años solicitando ayudas dentro del convenio de las goteras, este año, por fin, la Diputación Provincial y el Arzobispado han incluido en el listado esta obra, para la que aportarán 15.000 euros: el resto del presupuesto, los 35.000 euros, corren a cargo de las arcas municipales.
Igualmente, el Ayuntamiento  construirá una nave que sirva de almacén para guardar la maquinaria y el material municipal.
También el polideportivo se llevará un pellizco del presupuesto inversor para hacer algunas obras necesarias y que demandan los usuarios. Así, se quiere rematar la instalación en su parte superior, haciendo el suelo,  un par de baños y gimnasio. Aunque el Ayuntamiento contempla para esta instalación una cafetería, ésta de momento no es prioritaria, por lo que el alcalde espera que se hagan realidad las obras más urgentes hasta poner sobre la mesa este proyecto.

PRECIOS  PÚBLICOS

Por otra parte, y al margen de las obras, el Consistorio ya cuenta con la ordenanza reguladora de la tasa por el uso del polideportivo y otros espacios públicos ,que, tras el periodo de alegaciones y la publicación el viernes en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), entra en vigor. A partir de ese momento, los usuarios pagarán la tasa correspondiente por el uso de las instalaciones del polideportivo,  campo de fútbol y servicios anejos. Según la ordenanza, la tarifa a aplicar por la utilización del polideportivo será de 10 euros para los deportes colectivos (fútbol sala y baloncesto) y 8 euros para el frontón y tenis. La utilización del campo de fútbol se fija en 600 euros por temporada.
Los usuarios empadronados en el municipio tienen una bonificación del 20% de la tasa. Los trabajadores de empresas radicadas en el municipio, igualmente, el 20% de la tasa; las federaciones y clubes deportivos que realicen reservas periódicas, un 10%, en autorizaciones de uso de temporada. En cuanto a las asociaciones locales que utilizan esta infraestructura u otras dependencias municipales para actividades sin ánimo de lucro o interés general disfrutarán de una exención total en su uso.