El alcalde de Espinosa admite que Lunada está obsoleta

A.C.
-

El PP y el PSOE ven difícil afrontar a corto plazo las inversiones públicas que la empresa concesionaria, Snow Mountain, plantea.

El alcalde de Espinosa admite que Lunada está obsoleta

El alcalde de Espinosa de los Monteros y candidato por Ciudadanos a revalidar su cargo, Javier Fernández-Gil, admite que, como afirmaba hace pocos días el administrador de Snow Mountain en este periódico, «las instalaciones de la estación de Lunada están obsoletas». El regidor reconoce que «hubo prisas y muchas ganas de reabrir Lunada cuando se sacó a concurso y es verdad que debía de haberse realizado un informe o una auditoría técnica sobre el estado de las instalaciones y no se hizo».
Fernández-Gil ha podido comprobar que «los remontes se caen a trozos por el desgaste y la fatiga del material tras 50 años de funcionamiento», pero lo que no ha decidido es si el Ayuntamiento afrontará inversiones públicas, tal y como reclama el concesionario para que se reabra la estación el próximo invierno. El alcalde entiende que «el Ayuntamiento sí puede invertir en Lunada porque es de nuestra propiedad, siempre que los problemas de los remontes se deban al desgaste y no a un mal uso», pero a renglón seguido plantea que la estación de esquí «trasciende más allá del Ayuntamiento, porque es una infraestructura que beneficia a la comarca».
A juicio de Fernández-Gil, las cifras que le ha presentado Snow Mountain para poner la estación a punto «son asequibles», pero se muestra cauto y señala que para asumir inversiones antes «estudiaré el presupuesto y veré si se puede liberar dinero de otras obras y hasta donde podemos llegar para afrontar lo prioritario este verano». Por contra, lamenta que «llegamos tarde, porque no se ha optado a ninguna subvención» y este planteamiento se «debería de haber hecho hace meses».
El alcalde cree muy importante la colaboración del Ceder Merindades, «porque Lunada en un punto de atracción turística comarca» y también considera necesario el apoyo de la Diputación en lo que califica como «el mayor problema», que «es la limpieza del acceso por carretera a la estación». En este aspecto, se ha ofrecido a acompañar al responsable de Snow Mountain, Juan Carlos Torres, a la Diputación para tratar este asunto.
Candidatos

Las elecciones están a la vuelta de la esquina y las respuestas municipales a Lunada es muy posible que acabe dándolas la próxima Corporación. El candidato a la Alcaldía del PSOE, Paul Sánchez, afirma que «para nosotros Lunada es la piedra angular y tiene que mejorar apoyada por el Ayuntamiento, por supuesto». Pero antes de responder a las exigencias de Snow Mountain, Sánchez señala que «habrá que analizar tranquilamente el contrato con esta empresa y sus exigencias». El líder de la oposición desconoce el informe que la empresa ha presentado al Consistorio y las cifras que maneja, pero insiste en que «queremos ayudar, si legalmente y presupuestariamente se puede». Eso si, antes de cualquier decisión sobre Lunada, «en el PSOE queremos consenso con el resto de los concejales de la Corporación porque no se puede ir cada uno por un lado».
Mientras, el candidato del PP a la Alcaldía, Raúl Linares, ve «imposible realizar inversiones de unos 100.000 euros en Lunada antes del invierno» y considera su gestión como «un tema complicado», pero no por ello su equipo va a tirar la toalla, dado que «es una gran fuente de ingresos para el pueblo». Si Snow Mountain decide apartarse de la gestión de la estación, desde el PP apuestan por un sistema de gestión público-privada, en la que también habría que contar con los negocios de Espinosa, Medina y Villarcayo, «porque la nieve es el oro blanco que beneficia a todos».