Los bombardeos se intensifican sobre Trípoli

Agencias
-

La ofensiva del Ejército Nacional Libio obliga a 3.000 personas a huir y a cerrar el aeropuerto

Los bombardeos se intensifican sobre Trípoli - Foto: ESAM OMRAN AL-FETORI

Cerca de 3.000 personas se convirtieron ayer en desplazados internos a causa de los combates que se libran en Trípoli, que se intensificaron y obligaron al cierre de la pista aérea de la base militar de Maitiga, único aeropuerto operativo de la capital.
La acción de los cazas bombarderos bajo el mando del mariscal Jalifa Haftar, líder del rebelde Ejército Nacional Libio, obligó a desviar todos los vuelos al aeródromo de la ciudad vecina de Misrata, que envió sus tropas en auxilio del Gobierno impuesto por la ONU.
Las fuerzas orientales, que desde el pasado jueves intentan avanzar hacia el centro de la ciudad, bombardearon, asimismo, decenas de posiciones en los alrededores del antiguo aeropuerto internacional, en desuso desde hace años pero esencial en clave de estrategia militar.
Protegidas por los aviones, cedidos por Emiratos Árabes Unidos, las unidades terrestres redoblaron igualmente su acción en Wadi Rabie y Kasr Ben Ghachir, dos de los barrios aledaños, escenario de duros combates en los que se produjo más de una veintena de víctimas mortales, explicó a Efe una fuente de Seguridad.
«El Ejército Nacional Libio (LNA) está persiguiendo a las pocas tropas que quedan y que han huido dejando los cadáveres de sus compañeros tirados en las cunetas», apuntaron fuentes de las tropas de Hafter, mientras la ONU insistió en reclamar una tregua en la zona.