El PSOE ultima un paquete 'electoral' de obras

Ó. Casado
-
Imagen del diseño que se seguirá para cubrir las pistas de petanca del barrio de Anduva. - Foto: DB

A los tres proyectos ya adjudicados, se suma el de cubrir la pista de petanca, para el que ya se ha aprobado el pliego

El equipo de gobierno ha puesto sobre la mesa un nuevo paquete de obras, a punto de entrar en el último mes de la legislatura. Con las elecciones a la vista se ha dado un empujón definitivo a cuatro proyectos, ya sea con la aprobación del pliego o con su adjudicación definitiva y en total se rozarán los 275.000 euros de inversión. En cualquier caso, de las cuatro actuaciones destacan dos: el de la construcción de una cubierta para las pistas de petanca y la adecuación del parque periurbano del barrio de El Crucero, en el que se invertirán 100.000 euros.

Para esta mejora sí que se conoce la cantidad definitiva, no así en el caso de la cubierta, para la que se acaba de aprobar el pliego, aunque el precio de licitación que se ha marcado por parte del Ayuntamiento es de 99.928 euros con IVA. Las empresas tienen hasta el 6 de mayo para presentar sus ofertas, por lo que la adjudicación del contrato sí que se podría hacer antes de las elecciones, pero las obras habría que ver si empiezan antes del 26 de mayo. Lo que sí que se tiene claro que tendrá como resultado «una estructura que puede considerarse híbrida o mixta, con una estructura primaria metálica y otra secundaria textil», indican en el Ayuntamiento donde han previsto un plazo de cuatro meses para su ejecución.

Este proyecto se incluye dentro del acuerdo de presupuestario que el PSOE alcanzó en 2018 con Ganemos para aprobar las cuentas públicas. Un pacto en el que se incluía otra medida de este tipo y que sigue pendiente, como es techar el frontón de Anduva.Un proyecto valorado en 240.000 euros respecto al que la alcaldesa, Aitana Hernando, afirmó que «ahora mismo está en fase de elaboración de estudio geotécnico y paralelamente se ha ido trabajando en el pliego. No queda mucho». No obstante habrá que ver si se llega a tiempo para poder firmar el contrato antes de las elecciones, que era el objetivo de Ganemos, para que la próxima corporación no pueda tumbar el proyecto.

En el caso del parque de El Crucero se destinaron 150.000 euros que se han reducido hasta los 99.691 con la oferta de Espacios Verdes. De esta manera, se pone fin a un procedimiento que arrancó a primeros de diciembre con la publicación de los pliegos, en los que se establecía que las tareas se realizarán en dos meses. En este tiempo se adecuará esta zona verde de 47.079 metros cuadrados que se unirá a la existente creando uno de los parques más grandes de la ciudad. Entre las tareas se mejorará el estado del césped, se colocará el riego automático, se nivelará el terreno y se habilitará un camino para recorrer el nuevo pulmón verde.

Además de esta adjudicación, también se han cerrado dos proyectos más. El primero es el de la pavimentación parcial de la urbanización de El Lago, que se realizará por más de 35.000 euros, afectando por completo a uno de sus tramos. Los trabajos se prologarán durante quince días tras el replanteo de la obra, el mismo plazo que se ha dado a la empresa que se ha hecho con el contrato de la pavimentación de varios puntos en Las Californias. En el polígono se invertirán casi 40.000 euros para actuar en las calles Californias y Segre además de cubrir los baches de la de Riberas del Ebro.
certificación. En la parte contraria, con la primera certificación de la obra ya entregada, se encuentran tres actuaciones: la reposición del vallado en el Poblado de Los Ángeles, la reurbanización de la calle San Llorente y travesía de La Fuente y las aceras de la Barriada de San Juan del Monte. Un último espacio, en el que los vecinos destacan que se «podía haber quedado mejor», con quejas respecto a la labor de la primera empresa que se encargó de la actuación y que terminó cediendo el trabajo.

Además, la mejora de la céntrica calle Juan Ramón Jiménez está en su tramo final. Un punto en el que la firma ha solicitado una ampliación del plazo para acabar el 30 y no el 14. Desde el Ayuntamiento se entiende que esto suele suceder y que en este caso la petición es justa, puesto que se tuvo que hacer un trabajo con el que no se contaba y que ha dilatado la obra de manera justificada.