La instalación de nuevos ascensores se focaliza en el centro

L.M.
-
La instalación de nuevos ascensores se focaliza en el centro - Foto: Luis López Araico

También en la zona sur. Son las zonas donde los bloques tienen más años y no contemplan este tipo de dotación en sus proyectos iniciales

Las comunidades de vecinos de edificios cuya construcción se remonta ya a varias décadas se están encontrando con un serio problema desde hace un tiempo. Cuando se levantaron estos inmuebles, la ley no contemplaba acciones o medidas a llevar a cabo, de manera obligatoria, a la hora de tener en cuenta la accesibilidad de los usuarios a sus casas. Es ahora, cuando sus inquilinos han ido soplando velas año tras año, o han entrado al piso nuevas generaciones, cuando han aflorado los primeros inconvenientes, especialmente si uno vive en los últimos pisos. La falta de dotaciones como ascensores, rampas o elevadores en los casos más puntuales, que ayuden a la normal convivencia de todos los vecinos, está provocando que las zonas con edificios más antiguos, como el centro, o barrios comoSan Pedro de la Fuente, San Pedro ySan Felices o Gamonal, estén cada día más vacíos por el poco atractivo de sus moradas, amén de la baja calidad de vida de sus vecinos.
Desde 2017, el Ayuntamiento ha dado el visto bueno a tres decenas de licencias para la instalación de ascensores en portales donde hasta la fecha carecían del mismo. Raro ha sido el consejo de Licencias donde no se incluía algún punto del orden del día relacionado con esto. «Hemos notado un repunte en este tipo de instalaciones, especialmente desde hace un par de años», explica Vicente Mezquita, delegado en Burgos de la compañía InelsaZener.

[más información en la edición impresa]