La casa del parque impulsará el Alto Ebro y Rudrón

I.P.
-

En junio comenzarán las obras de rehabilitación del antiguo colegio-seminario de Quintanilla Escalada como centro de recepción e interpretación, aulas de la naturaleza y sede de la guardería forestal comarcal

El edificio albergará la oficina comarcal de Guardería. Dos de sus agentes, David Nuño y Raquel Serna, en la foto. - Foto: Patricia

Cuando hace una década, la Junta de Castilla y León se decantó por el  céntrico inmueble del siglo XIX titularidad de la Fundación Julián Díaz de Bustamante para albergar el Centro de Interpretación del parque natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón, todavía el edificio conservaba su dignidad, es decir, mantenía la cubierta y los forjados interiores en pie. De hecho, en el año 2002 seguía utilizándose como albergue juvenil; todavía hay carteles pegados en sus paredes que hablan del campamento de verano, con un coste de 115 euros. Quizás ese año fue el último verano que alguien se alojó en el que nació como colegio-seminario y como tal educó a cientos de niños de la comarca durante décadas, porque en cuanto se cerraron sus puertas, el deterioro fue progresivo, se desplomó la cubierta y poco a poco fueron cayendo los sucesivos pisos. Después, ha sido pasto de hurtos y pillajes, que han dejado las escaleras sin su balaustrada, entre otros elementos desaparecidos.
Y si el interior está hundido, el exterior muestra un estado de abandono total por la vegetación incontrolada que se ha apoderado de sus muros, verja y puerta de entrada. Pero aún así, el edificio impresiona y más aún la perspectiva que desde él se divisa de la propia plaza de Quintanilla Escalada, con la iglesia de San Miguel Arcángel -construida también por la misma familia- al lado y al fondo el impresionante cañón de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón.
El antiguo colegio no es solo el edificio, al mismo pertenece además un amplio terreno arbolado, con lo que el conjunto suma algo más de una hectárea y media. En todo ello se actuará a partir del mes de junio, una vez que la Junta retomó el proyecto superada la crisis económica, y en un par de años, plazo previsto de las obras que ejecutará la empresa Indesfort Soria, la foto que hoy vemos habrá cambiado totalmente y lucirá más espléndida, con una intervención que mantendrá la estructura exterior original del edificio, protegido por las normas urbanísticas del Valle de Sedano, pero que sumará otros elementos con un toque vanguardista, en el exterior.
La misma perspectiva muestra el estado actual y la recreación del edificio soterrado en el exterior y rampa de acceso.La misma perspectiva muestra el estado actual y la recreación del edificio soterrado en el exterior y rampa de acceso. - Foto: PatriciaAdemás, se intervendrá en la zona verde con una reorganización y diseño de jardines, mesas, infraestructuras ambientales al aire libre, huertos ecológicos donde también se puedan dar cursos formativos, y la construcción de un nuevo edificio de poca altura para no alternar la vista de los cortados, que se comunicará con el edificio central a través de una rampa pegada al muro, pero que también tendrá entrada independiente. Este edificio será semienterrado y dispondrá de aulas que estarán disponible para reuniones, colegios o vecinos de los pueblos del entorno para distintas actividades, talleres, reuniones, jornadas, cine de verano, etc. 
Por otra parte, el proyecto de la casa del parque contempla urbanizar la plaza así como integrar en el proyecto las ruinas de la antigua iglesia de San Román, que están enfrente, de tal manera que se limpiarán y consolidarán los muros para evitar nuevos desprendimientos, logrando un entorno envidiable. "Se pretende que el edificio cohesione toda la zona, que no sea solo un punto informativo, sino dinamizador y contribuya a crear riqueza en la comarca", apunta Carmen Allue, directora del parque natural de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón, que apunta que la elección de este edificio singular sigue la línea de otras casas de parques naturales "que se procura instalar en edificios emblemáticos  que se restauran para ese uso".  
usos y distribución. En cuanto a la distribución interior de la casa del parque, la planta baja se destinará a recepción, zona de descanso y zona estancial donde los visitantes puedan consultar bibliografías y publicaciones.
En las dos primeras plantas iría la zona expositiva, es decir, lo que sería el propio centro de interpretación. A este respecto, Carmen Allue explica que se trata de hacer algo sencillo, sin utilizar demasiada tecnología ni exceso de paneles explicativos, "lo justo para motivar a la gente con cuatro mensajes y que salga fuera para verlo y entenderlo en el propio territorio", puntualiza la directora.
Finalmente, en la última planta  se ubicarán las oficinas administrativas y la guardería medioambiental, que se traslada de su ubicación actual en la localidad de Sedano, y en la que trabajan 6 agentes forestales y un celador.
La directora de Hoces del Alto Ebro y Rudrón destaca su ubicación en pleno corazón del parque natural, en la carretera N-623, y junto a la ruta de senderismo GR-99 ‘Camino natural del Ebro’.
Para Allue, el inmueble puede convertirse en un centro de referencia para las gentes de la comarca y en un punto dinamizador después de que la zona haya perdido población año tras año, así como posibilitar el desarrollo del sector turístico.  
El proyecto, impulsado por la Fundación de Patrimonio Natural de Castilla y León, que gestiona los parques naturales, supondrá una inversión de casi dos millones de euros, ya que se ha adjudicado por 1,72 millones.