"En la gestión privada del bosque tenemos un gran problema"

P.V.
-

Jesús Pestaña afronta una nueva etapa como presidente de la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León, un organismo que agrupa a más de 8.000 propietarios y que se enfrenta a nuevos retos como una PAC más afín a sus intereses

Jesús Pestaña.

Jesús Pestaña conoce el sector de la madera, lleva cinco años al frente de la Asociación Forestal Vallisoletana y ahora se enfrenta a un nuevo reto como máximo responsable de la federación regional. Cargo desde el que pretende luchar por la divulgación de su labor y porque la importancia de la masa forestal de la Comunidad sea cada vez más valorada por los ciudadanos, principalmente los urbanos. 
Apenas lleva un mes como nuevo presidente de Fafcyle. ¿Cuáles son sus principales retos?
Tengo un reto fundamental que es el de saber transmitir a la sociedad la importancia que tiene el sector forestal, qué son los montes, qué es lo forestal, qué beneficios tiene para la sociedad y que a su vez, la sociedad se lo sepa demandar a los políticos.
La riqueza forestal de la Comunidad es enorme, con el 51 por ciento del territorio, pero la mayor parte de los bosques está en manos de particulares. ¿Cómo es la gestión de toda esa masa forestal?
Aproximadamente un poco más de la mitad es privado, y dentro de lo privado tenemos un problema muy importante, que es la terrible atomización de la propiedad. Según las estadísticas que manejamos hay unas 700.000 parcelas cuyos propietarios son otras 700.000 personas, y más o menos el tamaño medio es de una hectárea por propietario.
Ahí sí que le pedimos a la administración que haga revertir eso. La masa forestal es riqueza y favorece la biodiversidad, captura el CO2 y limpia el ambiente, es un beneficio para todos. También impide la erosión del terreno. España es un país que está en el límite de aquellas zonas que se prevén que puedan entrar en periodo de desirtificación, tenemos que evitar eso lo posible porque la masa forestal regula el ciclo del agua, tienen unas ventajas para la sociedad clarísimas. Luego hay otras ventajas que son las económicas. Es una fuente de riqueza y la sociedad tiene que ser consciente de ello.
Comentaba que hay 700.000 propietarios, ¿qué medidas concretas se pueden aplicar para paliar esta situación?
Una vía es la concentración parcelaria, propietarios con parcelas disgregadas darle una sola parcela. Estamos haciendo en Nieva (Segovia) un expediente de concentración parcelaria muy interesante que está en curso y nos da la pauta de lo que tenemos que hacer. Otro medio es el asociacionismo, nosotros les decimos a los propietarios ustedes mantengan la propiedad de sus parcelas pero cédannos la gestión, si agrupamos a muchos propietarios seremos capaces de hacer una gestión, porque individualmente cada uno en su parcela de una hectárea no va a ser capaz de hacer una gestión, y sin embargo desde las asociaciones creemos que somos capaces de unir a todos los propietarios para realizar una gestión conjunta tendremos éxito. Y por último, pedimos a la administración que favorezca el traspaso de propiedades. Imaginemos que un propietario de una hectárea, que no sabemos si la tiene bien legalizada o no y tendría que promover un expediente de dominio e ir a notarios, registros… para vender una parcelita igual le cuesta dinero, entonces que la administración favorezca el traspaso de la titularidad en condiciones favorables para que realmente regente la propiedad aquellos que se van a ocupar.
El sector de la madera es uno de los considerados como estratégicos para la Comunidad...
El ADE ha declarado el sector forestal como estratégico junto con los agroalimentarios y la industria, y en base a ello le pedimos a la administración que se implique más porque es cierto que es un sector importantísimo, que tiene muchos beneficios.
¿Peticiones más concretas?
Además de favorecer el traspaso de las propiedades, a los que nos ocupamos de estos temas que nos cuide también, tenemos mucho que decir. La PAC, por ejemplo, tiene dos pilares, el primero destinado a la parte agrícola y el segundo al Programa de Desarrollo Rural, aspiramos que se favorezca el desarrollo de la masa forestal, porque aportamos mucho.
¿Es importante para fijar población en el medio rural?
Muy importante, porque a través del bosque hay mucho trabajo, y hay que desarrollarlo, hay que darles esa oportunidad, porque tiene mucha potencialidad.
En octubre alertaban de la amenaza de la banda marrón para los pinos de la Comunidad, ¿ha avanzado la enfermedad? ¿Cuáles son las principales amenazas para la masa forestal de Castilla y León?
Siempre hay enfermedades. Hay una que, especialmente en la zona de Valladolid, hace mucho daños que es el chinche americano que ataca a las piñas, y entonces el sector del piñón tiene el grueso de su industria en la provincia de Valladolid, esta plaga hace que la producción de piñón es mucho menor, de tal forma que antes el rendimiento habitual era por cada 100 kilos de piña, 4 kilos de piñón blanco sobre el total de la piña, es decir un 4%. Y ahora mismo se está en torno al 1,07%, porque sufrimos esta plaga. La industria transformadora del piñón está sufriendo por este motivoy lamentablemente están cerrando y eso es malo para todo el sector.
¿No hay suficiente oferta en Castilla y León para la demanda de madera?
Es cierto, el sector de la madera está esperando por parte de la administración que ponga más madera en el mercado, y por una serie de motivos que ha tenido, no está siendo capaz de poner toda la madera que necesita el sector. Supondría un impulso económico muy importante.