Despiden a la gerente de los abogados por desvío de fondos

I. ELICES
-

Preparaba presuntamente facturas falsas a favor de empresas a las que no llegaba el dinero, según figura en la denuncia penal que el Colegio de Abogados de Burgos ha presentado en el Juzgado de Instrucción. Se han detectado 150.000 euros 'de menos'

Despiden a la gerente de los abogados por desvío de fondos - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

E Colegio de Abogados entregó ayer a su gerente la carta de despido -de carácter disciplinario- tras detectar durante una auditoría externa «importantes irregularidades contables» de la que ella sería presuntamente responsable. Según la denuncia que la junta de gobierno de la institución presentó el lunes ante el Juzgado de Instrucción, esta profesional desvió «aproximadamente 150.000 euros» del Colegio «a otras cuentas bancarias» cuyos titulares están aún por descubrir.

Las alarmas saltaron el pasado jueves durante la auditoría externa anual a la que se somete el Colegio.  Ese día «fue detectada una factura falsa» de una empresa «cuyo pago no se había efectuado», según señalan fuentes de la institución. A raíz de ello, la auditora «ha investigado más y han surgido otras facturas y más pagos». En este momento, «aunque la cantidad varía cada día», el Colegio estima que se pueden haber desviado a otras cuentas «150.000 euros aproximadamente, aunque 70.000 están pendientes de cotejar, si bien las empresas» a favor de las cuales se emitieron las facturas «no han recibido ese dinero».

Por cuestiones de «protección de datos» el Colegio «no dispone todavía de la información acerca de dónde ha ido el dinero». La incógnita se despejará a medida que avance el procedimiento judicial y los bancos aporten los datos para conocer este extremo.
Por el momento los responsables del Colegio desconocen qué tipo de delito -quizá «administración desleal», aventuran- habría cometido presuntamente la gerente. Lo que sí están en disposición de decir es que «no se tiene conocimiento a día de hoy de que haya ningún implicado más, ha sido solo ella la que supuestamente se ha saltado todos los controles de seguridad» de la institución, según las averiguaciones hechas hasta ahora. Desde el pasado jueves la junta directiva se puso a trabajar a destajo para «cotejar información a fin de conseguir la prueba necesaria para presentar una denuncia fundamentada».
Pero la cosa no quedará ahí. Esos 150.000 euros desviados son por facturas emitidas durante los años 2017 y 2018, cuyas contabilidades son las que ha analizado por ahora el Colegio, que sospecha que detrás «hay un entramado más complicado con más pagos que todavía no se pueden acreditar». Por esa razón, el propósito de la entidad es «contratar una auditoría más potente y completa con el fin de descubrir todo lo que pueda haber». En principio, la intención es «investigar» las cuentas de «los últimos cinco años como mínimo», aunque no se descarta remontarse más en el tiempo. La gerente despedida llevaba en torno a 25 años trabajando en la institución.
El Colegio considera que la denuncia está bien fundada, aunque hace un llamamiento a la precaución porque «todavía es pronto y la investigación no ha hecho más que empezar».
El próximo jueves a las 13 horas la institución ha convocado a todos los colegiados en el salón de actos de Ibercaja de la calle Ana Lopidana (antes Julio Sáez de la Hoya) para ofrecerles todas las explicaciones al respecto. Este periódico contactó ayer con la gerente pero declinó hacer declaraciones sobre el caso.