Como aquel día de Santa Teresa de 1879

SPC
-

La Vega Baja no vivía un episodio de lluvias tan adverso desde las inundaciones de hace 140 años, que dejaron más de 1.000 muertos

Como aquel día de Santa Teresa de 1879 - Foto: Manuel Lorenzo

Agencias / valencia
El temporal de lluvias en la comarca alicantina de la Vega Baja ha superado al ocurrido en noviembre de 1987, y habría que remontarse a la riada del día de Santa Teresa de 1879, que dejó más de 1.000 muertos entre Murcia y la Vega Baja, para encontrar un episodio más adverso que el actual. 
Así lo explicó ayer la Agencia Estatal de Meteorología en un hilo de Twitter en el que repasó el historial de lluvias en la comarca más meridional de la Comunidad Valenciana. De la riada de 1879 hay registros que apuntan que el agua llegó hasta los 3,8 metros en Orihuela e, incluso, inspiró un óleo de Muñoz Degrain denominado Episodio de la inundación de Murcia, de los fondos del Museo del Prado y que se expone en el Museo de Zaragoza. 
Según la Aemet, Orihuela llegó a recoger 425 litros por metro cuadrado en 48 horas en esta semana. A falta de agregar los datos de las lluvias de esta madrugada, la cifra ya supera los registros de 1987, cuando se recogieron 322 litros en la localidad; 268,1 en San Miguel de Salinas o 249 en Almoradí. 
Al contrario que en 1879, en este temporal solo hay que lamentar un fallecimiento, un vecino de Redován de 59 años que fue arrastrado por las aguas. Asimismo, se han producido cuantiosos daños materiales y varias localidades como Almoradí o Benferri sufren desabastecimento. 
Desde la noche del pasado viernes, la Confederación Hidrográfica del Segura está trabajando para arreglar una rotura que provocó el temporal en la jornada de ayer. 
La localidad de Orihuela se mantuvo en alerta en la segunda jornada de estas inundaciones ante la amenaza de la crecida del cauce del río a su paso por el municipio, que ha terminado desbordándose en otros puntos como Las Norias, el Puente del Rey o Molins. 
Asimismo, durante la pasada jornada los equipos de seguridad y emergencias procedieron a la evacuación de vecinos, a la vez que maquinarias pesadas realizaban trabajos en las inmediaciones del cauce del río para garantizar el flujo del agua con la finalidad de evitar complicaciones en el caso de que el caudal aumentara. 
En uno de los polígonos de la localidad se rescataron 30 personas, que cenaron en el ayuntamiento y la mayoría se encuentran en el albergue habilitado en el Seminario. 
 

Luto. En este contexto, el Ayuntamiento de Redován decretó tres días de luto oficial por la muerte de un vecino. Asimismo, desde el consistorio suspendieron todos los actos festivos que se estaban preparando hasta nuevo aviso.