Los burgaleses tienen 517 millones invertidos en bolsa

J.D.M.
-

Los 4.071 millones acumulados en fondos de inversión suponen casi el 40% del PIB provincial. El ahorro se concentra en productos mixtos globales y de retorno absoluto

Los burgaleses tienen 517 millones invertidos en bolsa

El mal comportamiento de los mercados financieros a lo largo de 2018, sobre todo a finales de año, provocó una caída patrimonial de los fondos de inversión superior al 2% a nivel nacional, algo más de 5.300 millones de euros, según los datos del informe del Observatorio Inverco correspondientes al último ejercicio. En la provincia de Burgos, sin embargo, el recorte fue menor, de un 1,33%, pasando de 4.126 a 4.071 millones acumulados en este tipo de productos financieros a cierre de 2018. Esta cifra supone el 39,2% del PIB de Burgos, uno de los porcentajes más altos del país, solo superado por Soria (44%), Teruel (42,3%), La Rioja (41,2%) y Guipúzcoa (40,6%). 
«Somos la quinta provincia con mayor volumen de patrimonio en fondos de inversión respecto al PIB y eso demuestra cierta cultura financiera», indica el burgalés José Luis Manrique, director de Estudios del Observatorio Inverco. 
Del total del ahorro en fondos en Burgos, el 12,7% se concentra en renta variable, es decir, los burgaleses tienen 517 millones de euros invertidos en fondos de bolsa. Esta cantidad es la más alta de Castilla y León, por delante de León (396,6 millones) y de Valladolid (394,7). En el lado opuesto se coloca Ávila, con 57 millones. 
Otro 25,5% de los 4.071 millones invertidos por los burgaleses (1.038,1 millones) se agrupa en productos monetarios y de renta fija. Este porcentaje también es muy superior al del resto de provincias de la Comunidad y solo Valladolid, con un 20,3% se acerca. 
En Castilla y León, los productos mixtos globales y de retorno absoluto siguen siendo los que más suscripciones tienen. En esta categoría, Burgos cierra la clasificación, con un 46% y 1.873 millones de euros, por los 53,8% de Valladolid, que le precede. Por último, un 15,9% del ahorro total (647,3 millones) está colocado en productos garantizados, los más conservadores.
El nivel de riesgo elegido define a los castellanoleoneses como ahorradores conservadores, según el último informe del Observatorio Inverco, sin embargo, los burgaleses son los más dinámicos de la Comunidad, como demuestra el hecho de que inviertan en renta variable el 12,7% de su patrimonio, 2,6 puntos más que la media regional (10,1%).
Pese a la caída patrimonial generalizada, los fondos de inversión se consolidan como instrumento financiero de referencia para el ahorro de los burgaleses, solo por detrás de los depósitos, que incluyen las cuentas corrientes (a la vista) y los depósitos a plazos, a pesar de los bajos tipos de interés que lastran la rentabilidad.
El aumento de los depósitos, de 10.330 millones a 10.466, y la reducción patrimonial de 55 millones (-1,33%) que experimentaron los fondos de inversión en 2018, provocaron que, a nivel provincial, la ratio fondos/depósitos bajara a 38,9%, un punto menos que en 2017. Aún así, este porcentaje es uno de los más altos del país, solo inferior a Teruel, Guadalajara, La Rioja, Navarra, Guipúzcoa y Álava. «Que el porcentaje de patrimonio en fondos de inversión con respecto a depósitos sea de casi el 39% demuestra que el ahorrador burgalés no se conforma con tener el dinero en la cuenta, sino que intenta buscar un valor añadido», valora José Luis Manrique.
Aunque el patrimonio que los burgaleses tienen en fondos de inversión ha disminuido en el último año, el número de cuentas ha aumentado casi un 7%, de las 219.467 de 2017 a las 234.401 al final de 2018. Esta cifra refleja el número de cuentas de partícipes, pero no de personas físicas, matiza el propio director de Estudios del Observatorio Inverco, que explica que el servicio de gestión discrecional de carteras, que presta la entidad bancaria al cliente, «ha producido un incremento de cuentas que no se corresponde con personas físicas», de modo que «no hay un dato exacto» de los burgaleses que tienen parte de su patrimonio en fondos de inversión, aunque, calcula Manrique, que estaría «en torno al 70%» del total de cuentas, es decir, unas 160.000. 
Los fondos de inversión nacionales cayeron un 2% después de cuatro años en crecimiento, registrando un volumen de 257.477 millones de euros. Desde 2012, el patrimonio invertido por los ahorradores españoles se ha incrementado en casi 10 puntos porcentuales de PIB, desde 11,4 hasta 21,3%.