El PP acusa al PSOE de trabar el inicio de obras en Aranda

I.M.L.
-

El partido en el equipo de gobierno recuerda que el arreglo de los barrios fue un compromiso de toda la corporación al inicio del mandato y que los trámites se han dilatado en el tiempo por falta de apoyo de ciertos grupos en su aprobación

La acumulación de obras en calles de Aranda estas semanas ha dado pie a una cascada de críticas tanto ciudadanas como de partidos de la oposición, obligando al PP a dar explicaciones. Desde las filas populares, la actual alcaldesa y candidata a la reelección recordaba que los grupos municipales se comprometieron al inicio del mandato a que se iba a invertir en mejorar diversas zonas de la ciudad pero que los proyectos no se han iniciado hasta ahora porque no todos los partidos mantuvieron el compromiso.

La candidata popular, Raquel González, aseguraba que «en el 2015, con los primeros 12.000 euros en remanentes, era una muestra para ponerse a favor de los ciudadanos, pero el PSOE se abstuvo, cuando nosotros mismos estábamos convencidos de que estos cuatro años tenían que haber sido los de los barrios». González reconocía que los trámites administrativos han sido largos, en aras de garantizar la legalidad, y aclaraba que es la empresa Petrolam, concesionaria de las dos obras ahora en marcha en la avenida de Burgos y en el entorno de la calle Moratín, quien se ha retrasado en la ejecución, lo que le está suponiendo una penalización de 800 euros por cada día de demora.

Para información de los vecinos, la también alcaldesa aclaraba que las obras en la avenida de Burgos están en su ecuador mientras que las Moratín y aledaños solo llevan ejecutadas el 15%, lamentando que «se diga que estas obras se hacen por trámite electoral cuando el PSOE ni siquiera ha participado en la aprobación de los proyectos».