Frías, Oña y Poza temen quedarse sin turistas

S.F.L.
-
Un grupo de personas realizaba ayer la visita guiada al monasterio de San Salvador en Oña. - Foto: S.F.L.

Sus regidores confían en que la nueva ley «cambie y los técnicos locales vuelvan a mostrar las atracciones turísticas y los cascos históricos». Están dispuestos a movilizarse si la situación no varía. Ahora reciben más de 150.000 visitantes al año

Los inicios nunca fueron fáciles y si no, que se lo pregunten a Frías, Oña y Poza. Hace ya más de veinte años abrieron sus oficinas de turismo, que a día de hoy, registran entre las tres más de 150.000 visitantes anuales. Los alcaldes de estos municipios temen perder esta fuente de riqueza que año tras año han cultivado por culpa de la sanción de la Junta a dos guías locales de Lerma por intrusismo laboral y competencia desleal, que impide a los técnicos de las oficinas realizar cualquier tipo de visita guiada, tanto a monumentos y museos, como a los cascos históricos.

«Es necesario buscar un equilibrio sin perjudicar a nadie, no estamos atacando a los guías oficiales y respetamos enormemente su trabajo, pero la Junta tiene que actuar de forma urgente porque el desamparo en el que se encuentran nuestros pueblos es enorme», declara Berta Tricio, concejala de Turismo de Oña y presidenta de la Mancomunidad Raíces de Castilla. La Junta podrá multar con hasta 90.000 euros, en situaciones muy graves, a personas o empresas que ejerzan como guías de turismo sin estar acreditados.

El nuevo Plan de Inspección Turística contempla como objetivo prioritario el control del intrusismo en la actividad de los guías, según reconocen desde la Consejería de Turismo. La Ley de 2010 exige que los guías locales no realicen visitas, que únicamente pueden hacer los guías turísticos homologados. «Queremos contribuir junto con la Comunidad Autónoma y el Gobierno de España a que el turismo siga siendo una fuente de recursos, que para nuestros pueblos lo es. Confiamos en que la Junta tenga en consideración las peticiones de los pueblos y la realidad del mundo rural. Hay que cambiar la ley o revertir a la situación original o quizás a otra que satisfaga los intereses de los municipios», manifiesta Tricio.

 

HABRÁ MOVILIZACIONES

El triángulo burebano vive principalmente de los recursos turísticos que ofrece. El alcalde pozano, José Tomás López, considera que el sistema que les proponen «nos agradará las demandas de los visitantes, que se sentirán frustrados, ni el interés que las administraciones locales estamos mostrando por el turismo. Raíces de Castilla está invirtiendo mucho en atraer gente a sus pueblos, además, tenemos contratadas a personas profesionales que hacen su trabajo con el ánimo de prestar un buen servicio». El 4 de abril se volverán a ver las caras en la Consejería de Turismo de la Junta y los regidores de los tres municipios «esperan llegar a un acuerdo y que la Ley se modifique», por el bien de la comunidad, de la provincia y de los propios pueblos.

El visitante, por norma general no avisa cuando llega, simplemente se dirige a las oficinas de turismo y contrata el servicio. «Es una pena que teniendo este rico patrimonio a partir del día 1 de abril tengamos que suprimir las visitas guiadas al monasterio y a las demás atracciones. El turismo es una gran fuente de ingresos, por la creación de puestos de trabajos directos e indirectos», expone Cecilio Adrián Haro, párroco de Oña. A partir de esta semana, cualquiera que quiera conocer la historia de los municipios o los monumentos y de las demás de la comunidad, tendrá que contratar el servicio de un guía turístico de Burgos.

Los alcaldes de las tres localidades están de acuerdo que si no se toman medidas al respecto «habrá movilizaciones». Seguirán trabajando y removiendo conciencias, buscando alternativas y la posibilidad de llegar a un acuerdo existente. María Ángeles Bergado, edil de la villa fredense, confirma que los veinte pueblos de Castilla y León pertenecientes a la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España «cerrarán sus oficinas de turismo el 23 de abril», Día de la Comunidad.