El Consistorio inyecta 70.000 euros al albergue para abrirlo en febrero

M.J.F. / Briviesca
-

El nuevo alojamiento para los peregrinos que hacen la Vía de Bayona se ubica en la primera planta de las antiguas casas de los maestros, que están siendo reformadas. Habrá 12 plazas

Una de las obras pendientes consistirá en instalar una escalera exterior que dé acceso independiente a la primera planta. - Foto: M.J.F.

El albergue de peregrinos que se está creando en la primera planta de las antiguas casas de los maestros de la calle Santa Ana al Río estará listo para su apertura en el mes de febrero, según anuncia el concejal de Obras, Jesús Lumbreras. La reforma de los inmuebles ha tenido una primera fase presupuestada en 100.000 euros y realizada a través de un programa dual que dio empleo a 10 parados. Como su terminación no fue posible, el Ayuntamiento se ha hecho cargo del remate. «Una vez acabado el programa dual, el Ayuntamiento está invirtiendo 70.000 euros en acabar la reforma de las casas de los maestros que pasan a ser un solo inmueble con dos plantas: la de abajo para usos múltiples y la primera como albergue de peregrinos», apunta Lumbreras.
A día de hoy, están concluidos los trabajos de albañilería, fontanería, electricidad, gas y tejado y quedan pendientes el alicatado (ahora en ejecución), el suelo, las ventanas exteriores, los remates de fachada, la instalación de una escalera exterior para acceder a la primera planta y el cierre perimetral de separación con el colegio. Estas tareas están siendo acometidas por la brigada municipal de obras y por distintos gremios profesionales. El nuevo albergue tendrá una capacidad de 12 plazas y sustituirá al que existente en un piso municipal del barrio del Ferial que dispone de 10 literas. Este año, han pernoctado en esas instalaciones del Ferial 170 peregrinos, una cifra muy similar a la registrada el año pasado. Un mujer vasca fue la primera en llegar, el 5 de enero, y una italiana que entró en Briviesca el 16 de noviembre, la última por ahora.
Actualmente, la comarca cuenta con 40 plazas de albergue para peregrinos situadas en Briviesca, Quintanavides y Monasterio de Rodilla. La Vía de Bayona es uno de los recursos culturales más destacados con que cuenta la Bureba y, por ello, numerosas entidades públicas están apostando por señalizar y abrir albergues con el fin de dar una buena acogida al peregrino.
El itinerario llega a La Puebla de Arganzón procedente del túnel de San Adrián, y tras cruzar Vitoria. Las siguientes localidades por las que discurre son Miranda, Orón, Ameyugo y Pancorbo. Seguidamente, se imponen las tierras de La Bureba, atravesando Zuñeda, Grisaleña y Cameno para llegar a Briviesca. Tras La Brújula, la ruta confluye con el Camino Francés en Villafría. La señalización de esta ruta ha sido realizada por el grupo de acción local Adeco Bureba. En total, se han instalado 14 paneles informativos, 64 conchas y 160 balizas entre La Puebla de Arganzón y Río Cerezo. Los paneles, como puede apreciarse en el Paseo de La Epitafia de Briviesca, aportan datos como el plano general de la ruta y la disponibilidad de servicios de alojamiento, sanitarios, comerciales, bancarios y otros de interés para los peregrinos. Todas las informaciones aparecen en cuatro idiomas: español, francés, inglés y alemán. Además, Adeco Bureba se ha encargado de editar el material divulgativo sobre la Vía de Bayona para documentar de forma sencilla y clara a los que se animan a realizar el trayecto.