Iberdrola inicia la reapertura de sus oficinas en España

Europa Press
-

Casi 300 puntos de atención al cliente operan ya con normalidad mientras que otros más de 200 abrirán en los próximos días. En todos las tiendas se han establecido límites de aforo y en zonas en fase 0 será necesaria la cita previa

Iberdrola inicia la reapertura de sus 500 oficinas en España

Iberdrola España ha iniciado esta semana la reapertura de los puntos de atención al cliente desde los que atiende, de forma presencial, a una buena parte de sus más de 10 millones de clientes, tanto hogares, como pymes y empresas, informó la compañía.

La atención en estas oficinas quedó suspendida con la entrada del estado de alarma y, desde el pasado lunes, se ha iniciado su actividad presencial en casi 300 de ellas, que operan ya con normalidad, mientras que más de 200 lo harán en los próximos días.

En los últimos dos meses, la compañía ha reforzado la atención en sus canales digitales y telefónicos con el fin de seguir atendiendo y asesorando a sus clientes.

Los puntos de atención en cada comunidad autónoma se han acondicionado con todas las medidas de higiene y protección, entre ellas, la instalación de señalética y mamparas de metacrilato, para garantizar la seguridad y el distanciamiento interpersonal de dos metros. Asimismo, todos los profesionales cuentan con equipos de protección individual (EPI).

Asimismo, las oficinas de la eléctrica han establecido un límite de aforo. En las zonas que se encuentran en la fase 0 de la desescalada será necesario la cita previa, no así en el resto de regiones, en las que se puede acudir durante todo el horario comercial.

 

Apoyo a los clientes

En los dos últimos meses, Iberdrola ha puesto en marcha más de 100 líneas de acción, dirigidas a mantener la continuidad de sus servicios para sus más de 100 millones de clientes en el mundo; proveer material sanitario de primera necesidad; reforzar el sistema energético de infraestructuras esenciales y responder las demandas de sus clientes más vulnerables.

La compañía, que ya suspendió los cortes de suministro antes del estado de alarma, lanzó una iniciativa para facilitar el pago de las facturas de luz, gas y otros servicios energéticos a sus más de 10 millones de clientes en España, tanto hogares, como autónomos y pymes. De esta forma, ha permitido la flexibilidad a los pagos, mediante el fraccionamiento de las facturas, hasta en 12 meses y sin coste.