El documental 'Huérfanos del olvido' llega a Moscú

Bernardo Suárez Indart (EFE)
-

El director Lino Varela y el guionista Rodrigo Pérez Barredo, periodista de Diario de Burgos, presentan esta historia sobre los 'niños de la guerra'

El cineasta Lino Varela, en Moscú. - Foto: Anush Janbabian

El cineasta español Lino Varela, autor del documental "Huérfanos del olvido", sobre los "niños de la guerra", aseguró hoy en Moscú que los protagonistas del filme abrieron su corazón ante las cámaras y dejaron un conmovedor testimonio para la historia.
"Los niños se abrieron, abrieron su corazón a nuestras cámaras. Hemos tenido la oportunidad de tener unos documentos únicos en su género", dijo en una entrevista con Efe Varela.
El documental, de 95 minutos de duración, gira en torno a la vida de los niños españoles que en 1937 fueron enviados a la Unión Soviética para ponerlos a salvo de la Guerra Civil y será presentado por su autor este sábado en el Instituto Cervantes de Moscú, en lo que será su estreno internacional.
"Es parte de la historia de España, de la historia de mi país, que es muy poco conocida y que se merece contar, porque esos niños, que hoy ya son nonagenarios, desgraciadamente, nos van abandonar", dice el cineasta, que comenzó a trabajar en el proyecto en enero de 2017.
Cuenta que la idea de realizar el documental surgió a raíz de la publicación de un reportaje en Diario de Burgos sobre Manuel Arce Porra, un "niño de la guerra", y su azarosa vida, de la pluma de su amigo Rodrigo Pérez Barredo, quien se convirtió en el guionista del documental.
La celebración en Rusia en septiembre de 2017 del 80º aniversario de la llegada de los niños españoles a la Unión Soviética con actos en Moscú y la ciudad de Óbninsk permitió a Varela y a su equipo entrevistar a un gran número de supervivientes de esa odisea.
"Tuvimos la gran fortuna de que se juntasen 25 niños en esos homenajes y una oportunidad de entrevistarles a casi todos a la vez", explicó Varela, quien agregó que para entonces la mitad de los "niños de la guerra" vivían en España.
En 1957 y 1958 cerca de la mitad de los más de 3.000 niños que habían sido evacuados a la Unión Soviética regresaron a España.
Varela detalló que "el retorno de los 'niños de la guerra' en año 1957 no fue tan idílico como en un principio se pensaba, porque retornaron a la España de Franco, que poco tenía que ver con la Unión Soviética de esa época".
"Pero había algo más, algo que no sabíamos antes de empezar el documental y era que la mayoría de los niños que regresaron a España fueron interrogados por la CIA y por la policía franquista intentando conseguir información privilegiada, confidencial, de lo que ocurría en la Unión Soviética", agregó.
Según Varela, tanto los "niños de la guerra" que regresaron a España como los que se quedaron en la Unión Soviética "no estaban felices con su situación personal: unos porque volvieron a España y no encontraron la España que querían, y otros porque no volvieron y España quedó en su corazón".
"Las entrevistas se dieron con mucha emoción. Lloraban, muchas de la 'niñas' lloraban al contar lo que fue el retorno, el abandonar con 5, 6 ó 7 años a sus familias, supuestamente para estar tres o cuatro meses hasta que acabase la Guerra Civil para retornar a España, y esos tres o cuatro meses se convirtieron en toda una vida", dijo.
Uno de los testimonios que recoge el documental es el de Cristóbal García, actualmente residente en Burgos.
"Mis padres me querían mandar porque les dijeron, como en todas partes, que esta guerra va a durar unos 3-4 meses, la vamos a ganar y van a regresar. Entonces me enviaron para ese tiempo: para 3-4 meses. Y claro, eso de 3-4 meses que decían, pues se convirtió en una vida", dijo.
En su carrera, Varela ha rodado varios largometrajes y cortometrajes, pero admite que "Huérfanos del olvido" es el trabajo que más lo ha marcado.
"Me he implicado mucho en este proyecto, porque he sentido una afinidad, una empatía con estos niños que nunca había sentido a la hora de hacer una película. Emocionalmente me ha tocado mucho; he llorado durante las entrevistas y el montaje. Sigo llorando cuando veo la película", dijo.
El periodista y guionista Rodrigo Pérez Barredo, que acompaña a Varela en el estreno del documental, comentó a Efe que "los testimonios era tan variados, tan ricos, tan intensos", que se optó por una estructura lineal del documental.
"La historia de los 'niños de la guerra' la cuentan los 'niños de la guerra'. La película está contada así, desde el principio hasta el final. Ellos ahora están en el crepúsculo de sus vidas y ahora reflexionan en torno a lo que ha sido su existencia", explicó.