La Puebla destina otros 126.000 euros a su centro multiusos

Ó.C.
-

Los trabajos en esta cuarta fase de las obras apuntarán a la estructura interior de madera de las dos plantas

La localidad lleva tiempo avanzando en el proyecto con fondos propios y apoyo de otras administraciones. - Foto: R.C.G.

La recuperación del antiguo hospital de San Juan Evangelista sigue siendo un objetivo prioritario para  La Puebla de Arganzón. El emblemático edificio, que data del siglo XVI, ya ha recibido varias inyecciones de dinero público para poder transformarlo en un espacio destinado al uso público ya que la intención municipal es habilitar un centro social además de una biblioteca y un albergue de peregrinos que potenciaría la Vía de Bayona del Camino de Santiago.

Pero para llegar a ese punto todavía quedan «si todo va bien unos dos o tres años» reconoce el alcalde del municipio, Roberto Ortíz, quien también aclara en qué va a consistir la cuarta fase que ahora se afronta, para la que se ha destinado un total de 126.276 euros.
De momento, el procedimiento administrativo se encuentra en la fase en la que las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas, aunque lo que se tendrá que hacer ya está claro, con un plazo de ejecución estipulado en los cuatro meses.

En este sentido, se resalta que ahora se trabajará en el interior «en lo que es la estructura, haciendo la primera y la segunda planta en madera», indica Ortiz, puesto que el «edificio está vacío por dentro», aunque se trabajará sobre una base de casi 200 metros cuadrados. Además, apunta que en esta nueva fase también se aprovechará para colocar otros aspectos como los aislantes, además de la colocación de la escalera para poder acceder al primer piso.

Esta actuación completa las tres que ya se han hecho hasta este momento, en las que se ha trabajado sobre todo en el aspecto exterior del histórico edificio. De hecho, el propio Ortiz recuerda que lo primero en lo que se centraron fue el tejado, para seguir con la limpieza del interior y en una tercera fase se adecentó el aspecto de la fachada.

Por delante queda todavía un camino importante por cubrirse, aunque poco a poco se va avanzando. Sobre lo que se tendrá que acometer en próximas fases, el alcalde de La Puebla advierte que «quedaría la división de los espacios en cada una de las plantas y luego ya la entrada de gremios como fontanería, electricidad, servicio o ascensor»

A este respecto, Ortiz, recuerda que en la parte superior se ubicaría el albergue de peregrinos y la biblioteca, a lo que habría que unir el centro social de la parte baja. Un proyecto este último en el que el alcalde también incluye una cafetería para atender a los peregrinos y  «a los ancianos con precios económicos» a los que puedan acceder.

Los dos años que se han fijado, de una manera orientativa para poder disfrutar de la plenitud del espacio, es una aspecto que está solo sobre el papel, puesto que como señala Ortiz todo «depende de las subvenciones». Un condicionante en el que Ortiz destaca que por su parte se llama a la Diputación de Burgos y también la Foral de Álava, con lo que se está financiando la mejora, a lo que hay que añadir los fondos municipales.

Al margen de la actuación en este emblemático lugar, el Ayuntamiento también trabaja en la mejora de una de sus calles con la urbanización de la calle Cercas. Una inversión de más de 70.000 euros que de momento está en proceso de adjudicación, aunque lo que se ha fijado es el periodo de ejecución de tres meses para los trabajos.