Oña tendrá servicio de enfermería en las guardias médicas

S.F.L.
-
Oña tendrá servicio de enfermería en las guardias médicas

Una mujer requirió asistencia urgente de un médico el sábado pero el consultorio volvía a estar cerrado

Un equipo de Atención Primaria formado por el gerente, Santiago Rodríguez; la directora médica, Pilar Sanmartín; y el responsable de Enfermería, Irene Franco, se trasladaron ayer a Oña para reunirse con varios alcaldes burebanos como consecuencia de la falta de facultativos en determinadas situaciones. «A partir de mayo, se incorporará un servicio de enfermería a las guardias médicas, aparte del médico correspondiente», declaró Sanmartín.
Las urgencias del centro de salud oniense no han funcionado durante tres de los últimos diez días. Ademas, al Ayuntamiento no se le informó previamente en ninguno de los casos. Únicamente había pegado un cartel en la puerta del centro de salud donde se indicaba que, en caso de necesidad de asistencia, se llamase al 112 o al teléfono de urgencias de Briviesca. El pasado sábado, una vecina de la villa condal sufrió una caía y la gran sorpresa fue comprobar que no había médicos. «La carencia de personal ha sido solo en días puntuales, coincidió que había tres profesionales de baja y hubo que dar prioridad a otros centros», afirma el gerente de Atención Primaria que, añadió que «ha habido muchas jubilaciones en los últimos tiempos pero, 20 médicos de otras zonas se han trasladado a trabajar a la provincia de Burgos».
A la reunión, celebrada en el Consistorio oniense, acudieron alcaldes de otros municipios y pedanías afectados por la escasez de personal en el centro de salud de la localidad. «No es normal que nos dejen sin médico y no nos lo avisen. Hoy en día, con las nuevas tecnologías, resulta muy fácil avisarnos entre todos sobre cualquier problema que pueda surgir y, una vez sabido, comunicárselo a los vecinos y así ahorrarse un viaje hasta Oña y se dirijan a Briviesca», afirman varios regidores.

BUENAS SENSACIONES.

Arturo Pérez, regidorde la villa, expuso las quejas que tenía y valoró «positivamente» la atención recibida del equipo de Atención Primaria. «Llevamos arrastrando el problema desde hace años y ya no se puede consentir. Esperemos que a partir de mayo se incorpore el servicio de enfermería y dejen la zona bien atendida», manifestó.

 

«Fue vergonzoso estar tirada una hora en la calle sin ser atendida»

Una vecina de Oña, con las iniciales C.G.T., sufrió el pasado sábado una fuerte caída en una de las vías princiales de la localidad. Varias personas que se acercaron hasta el centro de salud, comprobaron que volvía a estar cerrado. «Fue vergonzoso estar tirada una hora en la calle sin ser atendida por un médico», declaró la oniense. 
La mujer estuvo inmovilizada en el suelo durante casi una hora esperando a recibir ayuda. Algún ciudadano llamó al 112 y, los sanitarios tardaron aproximadamente 50 minutos en llegar al lugar de los hechos desde Briviesca. Un habitante de la localidad que, es médico, auxilió como buenamente pudo a la a la herida, tranquilizándola mientras los especialistas llegaban, pero sin poder incorporarla por prevención.
Al caer al suelo, se fracturó la muñeca y se golpeó la frente. Nada grave pero, no pudo levantarse del suelo hasta que no apareció el vehículo sanitario. Fue trasladada al Hospital Santiago Apostol de Miranda de Ebro y en el mismo día fue dada de alta. Ahora guarda reposo en cama.