scorecardresearch

La UCI mantiene las fechas de la Vuelta a Burgos

R.M.
-

Si la ronda provincial finalmente se disputa (28 de julio-1 de agosto), supondría el regreso a la competición en Europa y la primera gran cita del nuevo calendario creado por la asociación internacional

La UCI mantiene las fechas de la Vuelta a Burgos

La UCI hizo ayer público el nuevo calendario internacional, en el que mantiene a la Vuelta a Burgos en las misma fechas que estaba prevista. La prueba local comenzaría el 28 de julio y concluiría el 1 de agosto. No obstante, la celebración de la ronda provincial sigue en el aire y no solo depende de la evolución de la crisis sanitaria, que será la que dicte si es posible que se disputen eventos deportivos, sino que también los responsables de la Diputación deberán tomar una decisión definitiva sobre la competición. Las dificultades siguen siendo muchas.

En el caso de que se lleve a cabo, la Vuelta a Burgos abriría el nuevo calendario internacional. Supondría el regreso a la competición en Europa, una fecha que muchos ciclistas y equipos aguardan con ilusión. Sería la encargada de abrir la ‘nueva temporada’ y la primera gran cita, en la que muchos de los corredores iniciarían su preparación de cara al Tour de Francia, previsto para un mes después.

A la espera de que llegue una decisión política definitiva, los técnicos de la Diputación siguen trabajando en todos los ámbitos. Tienen ya los recorridos pensados, así como están recibiendo multitud de solicitudes de los equipos, que quieren asegurarse un hueco en una prueba que cuenta con un notable prestigio entre los miembros del pelotón.

Las peticiones de escuadras importantes son muchas y la carrera burgalesa se podría convertir en un banco de pruebas perfecto para alguno de los grandes nombres. Aunque esta posibilidad choca con la realidad que vive en estos momentos el país, por lo que desde la organización son prudentes y de momento no quieren dar nada por sentado.

La disputa de la Vuelta a Burgos en estas circunstancias podría ir unido también un aumento en el presupuesto, ya que sería necesario aplicar un protocolo sanitario que supondría un incremento en el gasto.

Asimismo, se han reubicado otras pruebas españolas como el Circuito de Getxo, que ha quedado situado justo después de la Vuelta a Burgos (2 de agosto) y la Clásica de Ordizia, prevista par el próximo 12 de octubre.