El presidente de Kazajistán dimite por sorpresa

Agencias
-

Nazarbáyev, el último mandatario de la era soviética, renuncia a su cargo después de 29 años en el poder

El presidente de Kazajistán dimite por sorpresa - Foto: STRINGER

El presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, anunció ayer por sorpresa que renuncia a su cargo después de tres décadas en el poder, convirtiéndose así en el último líder de la era soviética en abandonar el poder. 
«Queridos kazajos, compatriotas y amigos, me dirijo a vosotros en un momento muy importante en la Historia de nuestro país que hemos estado construyendo juntos... He tomado la difícil decisión de dimitir», desveló en un mensaje a la nación televisado. 
«Tuve el honor de ser el primer presidente del Kazajistán independiente», recordó Nazarbáyev, de 78 años, que llegó al poder en abril de 1990, aún bajo la Unión Soviética. Un año más tarde, fue elegido como primer presidente del país, ya independiente, y revalidó por última vez el puesto en los comicios de abril de 2015, en los que obtuvo el 97,5 por ciento de los votos.
En septiembre de 2016, nombró a su hija Dariga como vicepresidenta del Senado, en un gesto que fue visto como un posible paso hacia la sucesión de su padre, ya que, según la Constitución kazaja, si el jefe del Estado fallece o se ve incapacitado para desempeñar sus funciones es el líder de la Cámara Alta el que ocupa el puesto de forma interina. 
Por ahora, el cargo vacante lo ocupará el actual titular del Senado, Kassym-Jomart Tokayev, hasta que se celebren las próximas elecciones, inicialmente previstas en 2020. 
De Tokayev, el dimisionario resaltó que ha trabajado con él «desde los primeros días de la independencia» y ha sido ministro de Exteriores, viceprimer ministro y primer ministro antes de estar al frente de la Cámara. «Conoce el país, su economía y su política», sostuvo. 
Por otra parte, Nazarváyev subrayó que seguirá siendo presidente del Consejo de Seguridad, del partido gobernante, Nur Otan, y miembro del Consejo Constitucional. «Estaré con vosotros», prometió a los kazajos.