La plantilla de la Fábrica de Moneda teme una posible privatización

C.M. / Burgos
-

UGT denuncia que el Banco de España ha decidido asumir la fabricación de billetes

La plantilla de la Fábrica de Moneda teme una posible privatización - Foto: Alberto Rodrigo

Los nubarrones vuelven a aparecer sobre el futuro de la Fábrica Nacional de la Moneda de Burgos. Cuando hace dos meses se anunciaba una inversión de 27 millones de euros para la renovación de su maquinaria de papel y situarla entre las más avanzadas del mundo en el sector, la plantilla daba saltos de alegría. Sin embargo, la decisión del Banco de España de asumir la fabricación de billetes, desvelada por la Federación de Servicios Públicos de UGT, ha supuesto un nuevo jarro de agua fría.
Hasta ahora esta tarea la realizaba la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (con sedes en Madrid y Burgos), pero el organismo que dirige Luis Linde se acoge a la Directiva Europea de Orientación, reguladora de la fabricación de billetes de euro, que le permite perno «no le obliga» a poder fabricar la cuota de billetes de euro que otorga a España el Banco Central Europeo. «La razón de una Fábrica de Moneda es hacer la impresión de billetes y, si nos quitan eso, nos arrancan el corazón de nuestra razón de ser y lo demás va a quedar en cuestión. ¿Para qué quiere la FNMT una papelera si no tiene imprenta?. Las cosas van a cambiar dentro de Europa. O vas al mercado puro y duro o tienes que pertenecer al banco de cada país y en el caso del papel, aunque queda fuera, obliga a tener las cuentas separadas», aseguró Rafael López, presidente del comité de empresa de Burgos.
La normativa obligará a los bancos de cada país que no sean propietarios de las fábricas de moneda a sacar a concurso la fabricación de billetes entre las factorías autorizadas, entre las que están las de otros países.
Según UGT, el Banco de España creará una nueva fábrica en 2015 o 2016, controlada en un 80% por el supervisor y el 20% restante por la FNMT, con las máquinas y empleados. «Esta decisión supondrá una fuerte inversión económica en tecnología, recursos humanos especializados e infraestructuras en un momento de crisis económica y obviando los perjuicios que esta decisión supone para la FNMT, empresa pública y dependiente del Ministerio de Hacienda, que viene fabricando estos billetes desde hace más de 100 años con una calidad y solvencia reconocida nacional e internacionalmente», reiteran desde UGT.
En la actualidad trabajan en la fabricación de billetes y tareas administrativas, informática y diseño unas 400 personas, 170 en el centro de Burgos. «Si salen adelante los planes del Banco de España y se queda con la planta de impresión, la FNMTtendrá con ellos una relación comercial como cualquier otra papelera e irá a concurso. Nosotros planteamos tener control en la producción para mantener las sinergias y el prestigio actuales porque se nos abren posibilidad negativas como la privatización», añadió López

Reunión con el Psoe

El diputado del PSOE Luis Tudanca, el senador Ander Gil y los eurodiputados Iratxe García y Jonás Fernández mantendrán el próximo día 10 una reunión en el Congresos con miembros de los comités de empresa de Burgos y Madrid para mostrarles todo su apoyo y posibles soluciones ante la decisión del Banco de España. «Nos hemos llevado una sorpresa.La subsecretaria de Hacienda y el presidente de la FNMT de Madrid me garantizaron hace dos meses que iban a defender el carácter público de la fábrica y que iban a adjudicar la nueva maquinaria de Burgos. Esta nueva  decisión aboca al adelgazamiento de la FNMT a corto plazo y cierre a medio plazo», apuntó Luis Tudanca.
También urgió al Consejo de Ministros a que apruebe los 27 millones para adquirir la nueva maquinaria para el centro de Burgos porque de lo contrario no será competitivo y cerrará sus puertas.