La antigua Subdelegación se cae a cachos

C.M.
-

Sigue sin destino 5 años después de su compra. Se han producido desprendimientos en la fachadas que han obligado a colocar una red protectora. Las escaleras de acceso están destrozadas

Las losetas de la fachada principal se están desprendiendo y las escaleras están en mal estado. - Foto: Alberto Rodrigo

Precisamente hoy se cumplen cinco años de la subasta de la que fuera la antigua Subdelegación del Gobierno, situado entre las calles Vitoria y Toledo, por 2,2 millones de euros. Sin embargo, el edificio languidece sin que se le haya dado ningún uso.
El paso del tiempo está haciendo mella en el inmueble. Las losetas de una de las fachadas se han desprendido, se han hecho pedazos y han caído sobre la acera con el riesgo que conlleva de que los peatones tropiecen. Las seis escaleras con forma de media luna que daban acceso a la puerta principal también presentan un aspecto muy deteriorado.
Paralelamente se ha colocado una red protectora en la azotea para evitar desprendimiento de cascotes de las fachadas y las fachadas, especialmente la que da a la calle Toledo, presenta numerosas grietas y están  negras como consecuencia de la polución.

[más información en la edición impresa]