Las últimas nieves llegan a la Demanda

P.C.P.
-
Un ganadero alimenta a unas yeguas en Neila, durante la nevada del pasado 5 de abril. - Foto: P.C.P.

Aviso amarillo por precipitaciones en la Sierra de la Demanda y fuertes vientos en las Merindades

El mapa de Burgos vuelve a teñirse de amarillo, después de haber salvado la Semana Santa sin precipitaciones de intensidad como las registradas en el Levante Español. La Agencia Estatal de Metorología ha activado el aviso por riesgo de nevadas en la Sierra de la Demanda para mañana, entre las 12 y las 18 horas. Además, podrían registrarse vientos con rachas de hasta 80 kilómetros por hora tanto en esta zona como en las Merindades.

La nieve comenzará a caer a partir de 1.000 metros de altura y posteriormente subirá la cota hasta los 1.200, donde se podrían producir acumulaciones de hasta 5 centímetros de espeso. En ningún modo serán tan abundantes como las registradas el primer fin de semana de abril.

 

EN TODA CASTILLA Y LEÓN, SALVO VALLADOLID

La fase de alerta del Protocolo de Vialidad Invernal será activada por la Delegación del Gobierno en Castilla y León a las 3 de la madrugada en la comarca zamorana de Sanabria donde podrían acumularse hasta ocho centímetros de nieve. Asimismo, a las 6.00 horas se activará la alerta en la Cordillera Cantábrica de León y en el Sistema Central de Salamanca.

Dos horas después, llegará el aviso a la Cordillera Cantábrica de Palencia, en el Sistema Central de Segovia y en el Sistema Central de Ávila. Por último, a mediodía, se activará la fase de alerta en la Ibérica de Burgos y en Soria.

En Ávila y Salamanca se mantiene el aviso por lluvias hasta las 23 horas de mañana miércoles, con precipitaciones previstas de hasta 40 litros por metro cuadrado. Además de en las coordilleras ibérica y cantábrica y en el norte de Burgos, el aviso por fuertes vientos afecta a Soria, Salamanca, Zamora, Ávila y Segovia.