scorecardresearch

Un año de la epopeya griega

CARMELO PALACIOS
-

El 4 de octubre de 2020, el Hereda San Pablo se proclamó campeón de la Basketball Champions League por primera vez en su historia. Fue el primer éxito de una temporada gloriosa

Los integrantes del Hereda San Pablo, eufóricos, levantan la Champions en el mítico OAKA de Atenas. - Foto: Alberto Rodrigo

Todo comenzó hace un año en Atenas. El 4 de octubre de 2020, el Hereda San Pablo se proclamó campeón de la Basketball Champions League (BCL) contra todo pronóstico. Le dio un baile al AEK, favorito y anfitrión del torneo, y conquistó el primer título internacional de la historia. Fue un día para el recuerdo que abrió una temporada gloriosa.

Para llegar a ese momento cumbre hay que remontarse otro año más. Hasta el inicio de la historia. Y desviarse un poco más al este. Concretamente, a Kiev,  donde el club burgalés jugó el primer partido internacional de su vida. Aquel 26 de septiembre de 2019, un equipo totalmente desconocido a nivel continental encaminó su pase a la fase de grupos y dio el primer paso para presentarse varios meses después en Atenas. Por entonces, nadie podía sospechar que la ‘cenicienta’ se acabaría llevando el título. 

El camino por la fase de grupos no fue sencillo. Viajes tediosos y partidos complicados hasta llegar a los octavos de final, en los que se midió con el Dinamo Sassari. Fue capaz de ganar en Cerdeña con la pandemia golpeando a la puerta y remató la faena días después ya con el Coliseum vacío y a cuatro días de que se declarara el estado de alarma en España (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este lunes o aquí)