La Policía detiene al desequilibrado que destrozó 80 coches

DB
-

El sujeto, vecino de Aranda, está en tratamiento psiquiátrico y tiene antecedentes por hechos similares y por dañar el cajero de una entidad bancaria. Ha quedado en libertad tras declarar ante el juez de guardia

La Policía detiene al desequilibrado que destrozó 80 coches

La Policía Nacional de Aranda de Duero ha detenido hoy a A.G.H., vecino de la localidad, como sospechoso de haber destrozado las lunas de más de 80 coches el pasado fin de semana. En Comisaría se han recogido 64 denuncias, aunque son muchos más los afectados que han acudido directamente al taller. 

El juzgado de guardia le ha dejado en libertad provisional, tras prestar declaración. Al parecer, sufre desequilibrios mentales y tiene antecedentes por hechos similares y por dañar el cajero de una entidad bancaria. 

 

SIN MOTIVO 

La Comisaría Local de Aranda de Duero centralizó desde el inicio de los sucesos, un total de 64 denuncias en las que los vecinos de la localidad informaban de daños en los vehículos de su propiedad, consistentes en las fracturas de los cristales tanto de las ventanillas como de la luna de los coches.

Desde el principio de la investigación, la Policía se centró en el detenido como presunto autor de los hechos denunciados, ya que tenían conocimiento de las características físicas de un sujeto que se desplazaba en bicicleta - no en patinete, como sospecharon algunos testigos - portando una mochila negra y que se quedaba observando los coches con detenimiento, resultando que con posterioridad aparecían vehículos con los cristales fracturados.

Estos hechos fueron confirmados mediante la observación de los sistemas de videograbación disponibles en establecimientos, tanto públicos como privados, que recogieron imágenes de los daños causados.

El modus operandi del detenido, en principio no se ajusta a ninguna motivación ni connotación ideológica concreta, dada la dispersión de los mismos en diferentes barrios de la localidad, así como la multitud de personas o propietarios afectados.

Esto hace presuponer que no existe conexión motivacional entre las víctimas y por ende de sus vehículos, entendiendo que se trata más bien de una violencia gratuita, exteriorizada en la fractura de cristales, que bien puede deberse a razones aparentemente incomprensibles, salvo que el detenido sea una persona con desequilibrios mentales, hecho que el sujeto reconoció cuando fue detenido con anterioridad por los daños ocasionados en un cajero de una oficina bancaria en Aranda, manifestando encontrarse en tratamiento médico-psiquiátrico.

Esta persona es conocida dentro del ámbito policial, figurándole varios antecedentes policiales por hechos similares a los daños en vehículos.

Aunque en la Comisaría se han registrado un total de 64 denuncias, la realidad es que hay un número mayor de personas perjudicadas que no han puesto la denuncia en dependencias policiales y se han dirigido directamente a sus talleres para reparar los daños.  

En el momento de la detención de A.G.H. se le intervino una mochila en la cual portaba guantes y un martillo rompecristales con el que presuntamente conseguía fracturar las lunas de los coches. El detenido ha pasado a disposición del Juzgado de Guardia de Aranda de Duero, quien ha decretado su libertad con cargos.

 

 

 


Las más vistas