Preparados para... ¿la vuelta al cole?

Europa Press
-

La fase 2 arranca con la reapertura de algunos centros escolares, aunque el regreso de los alumnos dependerá de cada autonomía

Preparados para... ¿la vuelta al cole? - Foto: CAROLINE BLUMBERG

Después de dos meses con las aulas cerradas a cal y canto debido a la pandemia de coronavirus, los territorios que pasan hoy a la fase 2 de la desescalada podrán iniciar una apertura parcial de los centros educativos. Sin embargo, la vuelta al cole como tal no se hará hasta septiembre. En todo caso, será una reapertura desigual según las comunidades. Así lo señaló la pasada semana el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que recordó que en el decreto de la prórroga del estado de alarma se reconoce la competencia de las regiones en materia educativa. Por ello, serán las autonomías las que deberán disponer «como mejor estimen oportuno» la desescalada. 
El Gobierno sí ha remitido una guía con medidas de prevención a las comunidaes, en la que recomienda priorizar espacios al aire libre, optimizar aulas y organizar la distribución para que se mantenga una distancia de seguridad de dos metros. Asimismo, no se aconseja el uso de guantes, pero sí el de mascarillas higiénicas, que serán obligatorias en el transporte escolar. Además, las familias deberán tomar la temperatura al alumno todos los días antes de salir de casa. Por supuesto no podrán acudir a clase aquellos con síntomas o en cuarentena, y en caso de detectarse en el centro, deberán ser aislados.
Sin embargo, no todas las regiones afrontarán este regreso de la misma manera. En Navarra, se prevé la vuelta a partir del 1 de junio, para que puedan acudir con carácter voluntario los alumnos de segundo de Bachillerato para preparar la Selectividad. También en Aragón, donde se permite la vuelta a estudiantes del último año escolar y el segundo ciclo de FP, una decisión similar a la tomada en Galicia.
Baleares prevé que el último curso de ciclo pueda hacer tutorías con cita previa con un máximo de cinco alumnos por profesor. En el caso de Canarias, se espera que los alumnos de los cursos terminales puedan volver, previa cita, al centro, siendo de carácter voluntario.
Por su parte, Andalucía descarta el regreso a las clases este curso y en Murcia, se prevé que los institutos puedan abrir en junio para segundo de bachillerato. En Extremadura, los alumnos que terminan ciclo podrán solicitar «refuerzo y apoyo presencial». El resto de alumnos pueden solicitar tutorías a través de cita previa.
Mientras, en Cantabria solo se reincorporarán los estudiantes de último año, quienes opten a un título de FP y los de Enseñanzas de Régimen Especial que tengan que presentarse a una prueba de acceso a enseñanzas superiores, pero a partir del 8 de junio.
En La Rioja, desde hoy, a partir de cuarto de Primaria, podrán ir a clase los alumnos «prescritos por condiciones pedagógicas». Y en Asturias, no habrá autorización hasta que se publique una resolución autonómica. Por último, en el País Vasco, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, insistió el pasado viernes en que «conviene» la vuelta a las aulas del colectivo «más vulnerable» que pasa de ciclo.


Los que no pasan

Los territorios que no pasan de fase también van vislumbrando un posible regreso a las aulas de cara a las próximas semanas. Cataluña, que ya cuenta con algunas zonas en fase 2, sí prevé la vuelta de alumnos de tres a seis años y tutorías con cita previa para el resto, si lo requieren. 
La Comunidad de Madrid, que avanza hoy en la desescalada, aún no ha anunciado medidas para la etapa 2, aunque la comunidad educativa le ha trasladado la imposibilidad de abrir para menores de cero a seis años o los centros de educación especial.
En cuanto a la Comunidad Valenciana ya ha adelantado que el alumnado podrá ir al centro por cuestiones específicas. Se podrán organizar clases presenciales de 10 alumnos como máximo en los últimos cursos de cada etapa educativa a partir de Primaria.
También Castilla-La Mancha permanece en fase 1, salvo Guadalajara y Cuenca. Para después, contempla que los estudiantes de los cursos terminales puedan volver a las aulas, de forma voluntaria y con cita previa. Y Castilla y León ha decidido no abrir los centros.