La Policía Nacional sumará seis efectivos en Aranda

I.M.L.
-
Policía Nacional sumará seis efectivos en Aranda - Foto: Adrián del Campo

Este verano se incorporan funcionarios de primer destino, con lo que la Comisaría cubrirá el 85% de las plazas previstas en el catálogo. Ahora no llega al 80% y los agentes se ven obligados a doblar turnos

La Comisaría de la Policía Nacional en la capital ribereña va a ver incrementado su número de efectivos. A lo largo de este verano, los cambios en la plantilla se van a hacer visibles con las llegada, en el plazo aproximado de un mes, de seis nuevos agentes. Estas incorporaciones corresponden a nuevos ingresos, es decir, aquellos que han completado su formación y el año de prácticas, y tienen que permanecer mínimo 12 meses en su primer destino. 

El último concurso de traslados también va a afectar a la Comisaría de la Policía Nacional en Aranda de Duero, ya que hay cuatro puestos que van a cambiar, según confirmaban desde la Subdelegación del Gobierno en Burgos. Esta variación en la plantilla es a nivel de agentes pero no de número de efectivos, ya que por cada uno que se marcha a otro destino llega otro a la plaza ribereña. Estos agentes se irán incorporando a su nueva ocupación en los próximos meses, algunos de los cuales llevan hasta siete años esperando que les asignasen una plaza en la plaza arandina. Además de estos cambios, junto a los seis nuevos agentes de primer ingreso, llegarán cinco efectivos que concluirán en Aranda su periodo formativo realizando sus prácticas por periodo reglamentario de un año, añadían desde la Subdelegación del Gobierno.

Con esas incorporaciones, la situación de la Comisaría de la Policía Nacional en la capital ribereña en lo que a efectivos personales mejora de manera sustancial, acercándose al mínimo marcado en el catálogo de puestos de trabajo, que está fijado en 67 plazas según los datos que maneja el Sindicato Unificado de la Policía (SUP), de las que estarían cubiertas tras las incorporaciones hasta el 85%.

El propio jefe de la Comisaría de Aranda, José Joaquín Gomá, comentaba el pasado mes de noviembre en una entrevista concedida a esta redacción la situación de la plantilla. «Tenemos cubierto aproximadamente cerca del 80% de la plantilla. Eso supone que tenemos que hacer un sobreesfuerzo para dar respuesta a todas las demandas», apuntaba, lanzando el guante de la necesidad de incrementar tanto la plantilla como los medios materiales. .

Una situación que, al menos, en lo que a personal se refiere, se va a ver mejorada con la llegada de estos nuevos agentes que van a incrementar la plantilla. De esta forma, se podrá reorganizar el calendario de trabajo que, hasta ahora, estaba muy condicionado por la disponibilidad de efectivos, obligando en ocasiones a doblar turnos para cubrir todas las necesidades.

Y más teniendo en cuenta que las estadísticas arrojan un incremento de la criminalidad en Aranda que rozaba el 23% al comparar 2018 con el año anterior, contabilizándose un total de 1.369. Según los datos recabados por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, el año pasado se registraba un aumento del 109% en los robos con fuerza en domicilios, y del 73% en establecimientos y otras instalaciones, pasando de 63 a 117 infracciones penales registradas por estos dos motivos. Además, se detectaba un aumento del 31,6% de las sustracciones de vehículos, con un total de 25 en 2018, año en el que también se contabilizaba un homicidio, lo que supone un aumento del 100%.

En el lado positivo de la balanza están las estadísticas que han registrado una rebaja en el número de infracciones penales, siendo las más llamativas los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, que pasaban de 14 a 5, con una reducción anual del 64%. También se recogía un menor número de delitos de lesiones y riñas, que pasaban de 18 en 2017 a 11 el año pasado.