3 millones para rehabilitar la carretera BU-504

S.F.L.
-

El delegado territorial, Roberto Saiz, asegura que las obras comenzarán el próximo año. La vía, que va desde Calzada hasta Quintana por el Portillo, carece de seguridad para los vehículos

El deficiente estado de conservación de la vía resulta muy peligroso para los conductores, sobre todo de motos y bicicletas. - Foto: DB

El delegado territorial de la Junta, Roberto Saiz, ha declarado a este periódico que la Consejería de Fomento destinará 3 millones de euros en la rehabilitación de la carretera BU-504, que transcurre desde Calzada de Bureba hasta Quintana Martín Galíndez pasando por el Portillo. Según el político, las obras, que ya están presupuestadas, se van a ejecutar «el año que viene».
La vía presenta un estado deficiente de conservación y resulta peligrosa para los conductores que a diario la transitan. Esta carretera, que hace siglos fue calzada romana, es una de las uniones existentes entre La Bureba y Las Merindades, zonas que reciben un alto número de turistas. 
El pasado mes de agosto, los alcaldes de Zangandez, Cubilla, Frías, Oña, el Partido de la Sierra de Tobalina, Barcina de los Montes, Cascajares de Bureba, Ranera y Busto presentaron un documento al Servicio de Fomento denunciando las malas condiciones.
En el escrito que entregaron exigían a la Junta, como titular de dicha calzada, una actuación definitiva en el firme y medidas de seguridad, para solucionar definitivamente las graves deficiencias que presenta. Además, hay que recordar que se trata de una carretera de evacuación de la Central Nuclear Santa María de Garoña. 
La Administración regional cobra un impuesto de la planta desde que cerró y los regidores se preguntan dónde va destinado ese dinero. Suele realizar anualmente labores de parcheo. Casualmente este año no se han ejecutado. Los alcaldes afirman que se echa un riego asfáltico muy fino y esto provoca que, una vez que terminan, todo se queda desparramado. 
Al quedar un firme inestable, la situación de la vía empeora y agrava los riesgos de sufrir accidentes. Los vehículos más desprotegidos son las motos y las bicicletas. Para los turismos también resulta peligroso por la cantidad de piedra suelta que hay. El trazado se realizó en dos partes y se desmontó bien, se ensanchó pero la banda de rodadura se dejó sin hacer. Se utilizó asfalto frío en vez de caliente y por eso se revienta en poco tiempo. 
En el tramo que va desde La Aldea del Portillo hasta Ranera había un bache bastante peligroso que llevaba años sin tratarse. Finalmente, la institución tomó cartas en el asunto y se ha solucionado el problema. Hay que tener en cuenta que la carretera BU-504 es muy transitada. Frías, que es uno de los pueblos más bonitos de España, recibe a lo largo del año a más de 80.000 turistas. Cada día son muchos los vehículos que transitan por esta parte de la provincia seducidos por el Parque Natural de los Montes Obarenes y por los diferentes pueblos. Los alcaldes de la zona requieren que se tomen medidas urgentes antes de que pase alguna desgracia.

PASEO PEATONAL.

El Ayuntamiento de Frías construirá una acera que permita acceder, en condiciones de seguridad, al casco
urbano del municipio desde la urbanización de Los Llanos. La comunicación peatonal entre las dos zonas se realiza empleando la travesía de la carretera BU-504 a su paso por la localidad. 
Esta calzada carece de acera en un tramo de su margen derecha, lo que hace que los transeúntes tengan que circular por el arcén, y esta acción supone un alto riesgo para su seguridad. La vía autonómica BU-504, que une los municipios de Quintana Martín Galíndez y Busto de Bureba, atraviesa la ciudad fredense entre sus puntos kilométricos 3 y 4 aproximadamente. La travesía carece de acera en toda la longitud de su parte izquierda a lo largo de todo el municipio. Además, en el tramo comprendido entre la urbanización de Los Llanos y la zona de San Juan, de unos 140 metros de longitud, tampoco cuenta con bordillo en su margen derecha. 
Esta situación hace que los vecinos de las calles La Cepa, Los Llanos, La Parra, La Viña y El Almendro tengan que circular diariamente por el arcén y carril de la calzada para poder acceder a la zona de servicios municipales, situada dentro del casco histórico de la ciudad. 
La seguridad de los peatones se ve agravada por la existencia de una curva a izquierda que quita visibilidad a los conductores; y por las situaciones de poca luz. 
La duración del plazo de ejecución de las obras se calcula en tres meses y el presupuesto total asciende a 69.837 euros. El Consistorio cuenta con una ayuda por estar adscrito dentro de los Planes de Emergencia Nuclear. 

 


Las más vistas