1.200 edificios deberán someterse a inspección técnica a partir de 2015

M.J.F. / Briviesca
-
En el centro, hay varias casas en mal estado como la número 32 de la Calle Mayor que esta semana ha tenido que ser vallada. - Foto: M.J.F.

ElAyuntamiento prepara la ordenanza que regulará el procedimiento. Afectará a inmuebles de más de 40 años. El objetivo es evaluar el estado de conservación y actuar si es preciso

El Ayuntamiento está elaborando la ordenanza que regulará la Inspección Técnica de Construcciones (ITE) en Briviesca a partir de 2015 y que afectará a un total de 1.200 inmuebles, según datos de la Consejería de Fomento. Los briviescanos que sean propietarios de edificios con más de 40 años deberán encargar la inspección a un técnico competente en materia de construcción. Este técnico expedirá un certificado y adjuntará un informe en el que describirá el resultado de la inspección.
El objetivo es evaluar el estado de conservación y el cumplimento de los deberes que tiene los propietarios respecto a sus edificios, y al mismo tiempo y si se detectan problemas, determinar las obras y trabajos de conservación precisos. En otras localidades de la provincia como Aranda de Duero o Miranda de Ebro el proceso está yendo por delante.
Por otro lado, el Consistorio briviescano sigue avanzando en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que está pendiente de una segunda exposición al público motivada porque ha habido modificaciones sustanciales tras las alegaciones recibidas. En cuanto al Plan Especial de Protección del Casco Histórico (PEPCH), también se han dado nuevos pasos ya que recientemente se ha concluido una documentación complementaria a instancias del ServicioTerritorial de Patrimonio. El alcalde, José María Ortiz, explica que sacar adelante estos dos expedientes urbanísticos es «una prioridad» para el equipo de gobierno porque facilitará las construcciones en los abundantes solares vacíos que jalonan el casco histórico, concretamente, 52. Esta valoración también es compartida por los concejales de la oposición.
La antigüedad de las edificaciones del centro de Briviesca y su insuficiente estado de conservación en algunos casos, está causando serios problemas de desprendimientos en los últimos años. El más reciente, ha ocurrido esta misma semana en la fachada del número 32 de la Calle Mayor. El Ayuntamiento está buscando a los herederos del propietario y ha procedido a colocar unas vallas. El procedimiento habitual en estos casos consiste en vallar, realizar el informe técnico pertinente y requerir al dueño para que repare los daños. Actualmente, en el casco histórico existen 12 casas en muy mal estado de conservación.
Una buena inyección para la rehabilitación del centro de la ciudad será, si finalmente se hace realidad, la implantación del Área de Rehabilitación Interior (ARI) solicitado por el Ayuntamiento briviescano a la Junta de Castilla y León y pendiente de resolución. Este programa consiste en rehabilitar fachadas, ventanas, miradores y aleros de los tejados con financiación del Ministerio de Fomento, Junta de Castilla y León, particulares y Ayuntamiento. El objetivo es mejorar 220 edificios con una inversión de 4,7 millones. El alcalde presentó personalmente el proyecto al director general de la Vivienda en  Valladolid en enero del año 2012.