Herrera defiende el europeismo del corazón de Castilla

ICAL
-
Herrera defiende el europeismo del corazón de Castilla - Foto: Bernal Revert

El presidente de la Junta asegura que la catedral de Burgos recuerda que los españoles son desde siempre "profundamente europeos"

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, defendió hoy las “hondas raíces” que tiene el proyecto europeo en el “viejo” patrimonio, la cultura y la historia de Castilla y León y del conjunto de España, a pesar de que al principio del siglo XXI se sigue construyendo desde el punto de vista social, político, institucional y económico.

Herrera participó este martes en la inauguración de la exposición ‘Burgos: Tierra de orígenes’, organizada por la Fundación VIII Centenario de la Catedral, en el Parlamento Europeo, junto a otros dirigentes institucionales y políticos de la Comunidad.

En ese sentido, el presidente de la Junta remarcó que la muestra forma parte del conjunto de iniciativas puestas en marcha para promocionar en 2021 el 800 aniversario de la colocación de la primera piedra de la catedral de Burgos. Aseguró que este proyecto se puso en marcha hace año y medio y cuenta con el respaldo ciudadano, de la sociedad civil y del conjunto de las instituciones públicas.

Herrera enmarcó en este “monumental acierto” esta exposición “digna” y “austera” que se puede visitar en el parlamento europeo y que a su juicio recuerda que “desde siempre” los españoles son “profundamente europeos”, como lo reflejan los elementos de la historia, el patrimonio y la cultura de Burgos, Castilla y León y España.

Al respecto, el presidente de la Junta subrayó que además de la lengua española que nació castellana y hoy comparten 600 millones de habitantes, Burgos cuenta con tres bienes Patrimonio de la Humanidad, que pertenecen también a la raíz y cultura de Europa. Destacó en primer lugar a los yacimientos de la sierra de Atapuerca, donde un proyecto científico y divulgativo rastrea la huella de los “primeros europeos”.

El jefe del Ejecutivo autonómico se refirió al Camino de Santiago, del que aseguró que es “la calle Mayor de Europa”, así como a la catedral de Burgos, un templo gótico que incorporó en “pleno corazón de Castilla” un estilo artístico procedente de Europa, de la mano de artistas y orfebres.