Ganemos presiona para que el PSOE cumpla sus promesas

Ó.C
-
Ganemos presiona para que el PSOE cumpla sus promesas - Foto: Raúl Canales

La formación, con cuya abstención salieron adelante las cuentas de 2018, ve cómo los proyectos a los que se comprometió el equipo de gobierno hace más de una año siguen sin cumplirse con el fin de la legislatura cada vez más cerca

Tres fueron los principales compromisos con los que se justificó la abstención de Ganemos para que el equipo de gobierno pudiera sacar adelante los presupuestos de 2018: el análisis de las aguas del Ebro y la redacción de un proyecto para la recuperación del cauce; cubrir las pistas de petanca; y hacer lo mismo con el frontón del Anduva, con una inversión que era la más costosa de las tres. Sin embargo, a poco más de cincuenta días para que acabe la legislatura, la resignación reina en la formación, desde donde a estas alturas se conforman con formalizar, aunque solo sea mínimamente estos proyectos, para que la próxima corporación, resultante del 26M, no pueda echar atrás las medidas acordadas hace más de un año.
Con esa fecha en mente, la actuación que más preocupa a la formación es la de cubrir el frontón, para lo que se habían previsto unos 240.000 euros. Una cantidad que en diciembre se anunció por parte del equipo de gobierno que ya se tenía porque inicialmente en las cuentas solo se habían reflejado 60.000. En cualquier caso para las dos cubiertas, añadiendo la de las pistas de petanca cuyo pliego de condiciones «ya está hecho» aunque no se ha publicado, se reservaron 331.000 euros.
Sobre el proyecto más costoso y respecto al retraso que se arrastra, Redondo indica que «como no sé a qué técnico responsabilizar tengo que hacerlo con el equipo de gobierno». Una crítica que se debe a uno de los requisitos para poder hacer el pliego como es «el estudio geológico» algo que ha sido una de las causas que se apuntan desde Ganemos para explicar la dilatación del procedimiento.
En este sentido tal y como está la tramitación, desde la formación se indica que lo que se busca es llegar a las elecciones de mayo con la obra otorgada a una empresa para que «ya no se pueda echar atrás». Por este motivo desde la formación se asume que lo que «queremos es que la obra esté adjudicada. Con esto nos damos con un canto en los dientes». Una situación que unido al retraso del resto de proyectos hace que Redondo señale que «no creo que sea mala intención, es incapacidad de gestión. Son malos malos lo son incluso con lo suyo».
Por último sobre el río, hay que tener en cuenta que el primer paso era conseguir los dos análisis demandados: el de sustancias peligrosas y el radiactividad. El primero de ellos encargados al Centro Tecnológico Mirandés, al parecer, ya está hecho aunque para el segundo todavía habría que esperar pero se espera que se puedan presentar este mismo mes. No obstante, esta sería solo una de las partes de este proyecto de recuperación de las aguas puesto que con los datos recabados por organismos independientes se tendría que solicitar a una empresa especializada, la elaboración de proyecto para ver cuáles serían los pasos poder recuperar los niveles óptimos para el baño. Esto es lo que se prometió.