El paso de camiones por el centro no baja pese a las señales

S.F.L.
-

Se han colocado varias indicaciones en las entradas de Briviesca que guían el trayecto hacia el polígono pero los conductores hacen caso omiso y cruzan la ciudad por «comodidad»

El paso de camiones por el centro no baja pese a las señales

La afluencia de vehículos pesados por el centro de Briviesca continúa pese a la colocación de varias señales en las entradas de la ciudad que indican la N-I como dirección a tomar para dirigirse al polígono La Vega. Así, los transportistas que pretendan ir hasta la zona industrial comprobarán que no es necesario atravesar una de las arterias principales de la ciudad -avenida Mencia de Velasco- para llegar a su destino.
La instalación de dichas indicaciones ha supuesto la primera medida que el Consistorio ha tomado para intentar desviar el tráfico de camiones que cada día circulan por la carretera CL-632, que comprende la avenida anteriormente citada, y las de Príncipe de Asturias y Reyes Católicos a lo largo de aproximadamente dos kilómetros. Los vehículos que cogen la carretera nacional darán a la avenida Félix Rodríguez de la Fuente, próxima a  La Vega dejando a un lado el hotel-restaurante El Vallés.
El fin que el municipio persigue con la reducción del paso de trailers no es otro que garantizar la seguridad ciudadana y conservar en buen estado las calles. A escasos metros de la vía que atraviesa Briviesca de norte a sur (Mencia de Velasco) se ubican dos colegios, el instituto, el polideportivo municipal, la residencia de ancianos y parques y paseos importantes, todos ellos frecuentados por niños y ancianos, los usuarios más vulnerables de la calzada.
El paso de camiones por el centro no baja pese a las señalesEl paso de camiones por el centro no baja pese a las señalesEn julio del año pasado la corporación municipal se reunió con el subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, para exponerle, entre otros temas, los posibles problemas que podrían generarse si el tráfico pesado sigue atravesando la capital burebana. Fue entonces cuando el político vio positiva la instalación de señales que ‘inviten’ a bordear la ciudad.
Sin embargo, los vecinos de la ciudad aseguran que la cifra de camiones ha disminuido mínimamente. Jesús agradece que el Ayuntamiento haya tenido en cuenta las réplicas ciudadanas pero lamenta que la medida no resulte del todo eficaz. «Pasan a velocidades altas y muchos de ellos, en caso de tener que frenar bruscamente para evitar atropellar a alguien, se verían con dificultades», expone. «Da miedo aparcar los coches a los lados de la carretera por si un trailer se lleva los retrovisores por delante», añade José.
La alternativa que propone el Ayuntamiento no convence del todo a los transportistas. «Circulamos por el centro porque es más cómodo. Por este trayecto nos evitamos rotondas y en definitiva damos a parar a la misma carretera. La solución es el vial», declara un camionero.
El paso de camiones por el centro no baja pese a las señalesEl paso de camiones por el centro no baja pese a las señalesENLACE AL POLÍGONO.

Este proyecto, que también tiene como finalidad hacer más atractiva la zona y así llamar la atención de posibles compradores de suelo industrial, tendrá que esperar. Por el momento, el Ayuntamiento ha realizado la única mecida posible para que los transportistas conozcan la otra alternativa. 
La conexión entre el polígono industrial y la N-I no podrá ejecutarse hasta que la Junta no apruebe definitivamente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), una redacción que comenzó hace más de doce años. A pesar de las críticas que el equipo de gobierno recibe por este asunto, el vial que se pretende construir no está incluido en el antiguo plan de 1997, por lo que sería ilegal realizarlo. «Esta solución sería la ideal», asumen fuentes del Consistorio.