Cortes de carretera en Semana Santa por la falta de médicos

L.M.
-

Los vecinos de Merindades preparan un gran acto con el que quieren «colapsar» las entradas y salidas de todos los pueblos el día 11 de abril, Sábado Santo. Antes, el 1 de marzo próximo, se concentrarán en la Plaza Mayor de Villarcayo

Cortes de carretera en Semana Santa por la falta de médicos

Tal fue la cantidad de gente que se acercó ayer hasta el Ayuntamiento de Villarcayo a la asamblea que, a parte de quedarse pequeñas las dependencias municipales, hubo que abrir las ventanas de la casa consistorial para que las decenas de personas que se agolpaban en la calle pudieran seguir la reunión. En total fueron cerca de 600 los vecinos de Las Merindades que se acercaron hasta su ‘capital’ para hacer fuerza y reclamar lo que es justo; una atención sanitaria digna y que no deje de lado a ningún habitante.
Ante el grave problema que asola a la comarca, y que tristemente se repite a lo largo y ancho de la provincia, la plataforma cerró dos actos reivindicativos para hacer que su voz se oiga en la Consejería. La primera será una concentración el próximo 1 de marzo, domingo, en la Plaza Mayor de Villarcayo, para la cual ya están trabajando en invitar y animar a participar a todas las asociaciones, colectivos y organizaciones de Las Merindades. No obstante, el plato fuerte llegará el 11 de abril, en plena Semana Santa, una época del año en la que la población crece atraída por turistas y personas que llegan para pasar las vacaciones. Ese día, sábado, tienen decidido cortar las principales vías de comunicación que dan acceso a los pueblos, especialmente los de mayor envergadura como Medina de Pomar, Espinosa de los Monteros y Villarcayo, aunque sin olvidar municipios de menor entidad. «La gente de Las Merindades tenemos fama de ser fríos y que nunca nos implicamos en ciertos temas, y vamos a hacer ver al resto que esto no es así», aseguró Lidia Bustamante, portavoz de la plataforma Tú no eres de Las Merindades si no luchas por la sanidad, impulsada por nueve vecinos «pero que representamos a los más de 20.000 habitantes de la comarca», defiende. Tal es la voluntad que tienen de ‘combatir’ por lograr una sanidad pública eficiente y con los profesionales que le corresponden que no descartan, como adelantó Bustamante, llegar hasta la propia Valladolid, sede de la Junta de Castilla y León, para hacer que su voz se oiga más que nunca. «No nos pensamos parar hasta conseguirlo», indicó.
15 de abril, fecha límite. El reloj se les echa encima y no se detiene.Dentro de ya menos de dos meses, uno de los médicos que cubre la baja de otros dos se marchará de la comarca, por lo que se pondrá fin, si nadie lo remedia, a las urgencias.
El director general de Planificación y Asistencia Sanitaria trasladó esta misma semana al alcalde y teniente alcalde de Villarcayo la posible salida a la falta de efectivos; sumar un médico más a la plantilla orgánica, pasando de seis facultativos a siete.De este modo, la Gerencia Regional podría ofertar una plaza fija y un empleo de duración indefinida, algo que a buen seguro resultaría más atractivo para tratar de atraer profesionales hasta la comarca del norte de la provincia burgalesa.