scorecardresearch

«Necesitamos ayuda para promocionar el polígono industrial»

S.F.L.-P.C.P.
-

ENTREVISTA | El alcalde de Briviesca, Álvaro Morales, repasa con Diario de Burgos los proyectos que con el apoyo de su socio de gobierno -Asamblea Briviesca- se han ejecutado y los retos pendientes que se realizarán durante lo que queda de mandato

Álvaro Morales, alcalde de Briviesca. - Foto: Jesús J. Matías

Presagiaba un mandato complicado porque se enfrentaba a dos de los contratos municipales más importantes prorrogados, un Plan General de Ordenación Urbana parado desde 12 años, un compromiso de un millón y medio de euros de inversión en las piscinas municipales pero sin la existencia de un proyecto, entre otros. Por si no era poco, llegó la pandemia y todo se complicó aún más. Álvaro Morales se siente orgulloso del trabajo de la corporación al competo por lograr que Briviesca sea un lugar de bienestar para sus vecinos.

¿Cómo calificaría su gestión de estos casi 3 años?

Estoy satisfecho. El contrato de recogida y de limpieza viaria se ha adjudicado, esperamos poder firmar el PGOU en unas pocas semanas, una consultora nos está ayudando a redactar los pliegos de la concesión de aguas para licitar este año y conseguimos terminar las piscinas. También hemos contratado las obras de eliminación de barreras arquitectónicas, ejecutado la mejora del río Oca y en marzo se llevará a cabo la mayor campaña de asfaltado que se ha hecho en la ciudad.

Ha hablado de contratos en prórroga y de la pandemia, pero se le ha olvidado el tercero obstáculo, que es gobernar en coalición, que no suele ser fácil…

Sabes que todas tus prioridades no puedes llevarlas a cabo y tienes que asumir asuntos que no consideras tan importantes y que los compañeros de gobierno sí. Hay que llegar a acuerdos para que todo vaya bien y las poquitas cosas que se acordaron en el pacto de gobierno se van realizando.

¿Cómo es esa relación con Asamblea Briviesca y más en concreto con su líder, Marcos Peña?

Es una relación cordial del día a día. Cuando hay que tomar decisiones las ponemos en común y llegamos a las soluciones que creemos mejores para los briviescanos. 

¿Y con la oposición? A veces le llegan acusaciones de falta de transparencia...

Tienen acceso a todos los expedientes. La transparencia se refleja en los plenos, en las comisiones y no si se avisa o no de la celebración de un acto público. Mi despacho está abierto a todos los concejales.

De todos los proyectos que ha hablado, ¿cual es su gran objetivo para 2022?

Avanzar en el centro de día es el propósito que tenemos de legislatura. Si no podemos verlo en funcionamiento, por lo menos que esté muy avanzado y todo hilado.

Hay alguna actuación parada en la ciudad como el de la Casa Salamanca. ¿Qué puede decir?

Antes de llegar al gobierno ya se había solicitado la ayuda del 1,5% Cultural y por tres veces nos la han rechazado. Estamos mirando diferentes opciones de financiación y no descartamos, si hay un acuerdo entre todos los grupos, pedir una línea de crédito para finalizar las obras. 

¿Cree que existe el clima para llegar a ese consenso?

En cuanto tengamos hilados los otros proyectos que hemos comenzado creo que será el momento de sentarnos y valorarlo.

El precio del edificio donde pretende reubicar los servicios sociales de la ciudad rondó los 370.000 euros, ¿han calculado cuánto supondrá la gestión?

Nuestra idea es que la explotación del centro de día sea a través de una asociación sin ánimo de lucro. Para facilitar la puesta en servicio equipararemos el edificio para que el coste final al usuario sea más bajo. El resto de servicios ya les prestamos por lo que no supondría más gasto. Ahorraríamos mucho en calefacción porque en el lugar donde se encuentra actualmente el Ceas y el Centro de Ocupación es imposible calentarlo. 

Briviesca se quedó fuera de las ayudas del programa de subvenciones DUS5000 para ese centro de día por tener más de 5.000 habitantes, pese a que la despoblación ha hecho mella. ¿Lo ve justo?

No es justo que el único indicador sea el de la población. Lo lógico sería mirar otros como el nivel de despoblación que se haya sufrido en la última década. Esta ciudad ha perdido en diez años un 18% de su población.

¿Aspiran a otras convocatorias de fondos europeos?

Nos acabamos de presentar a una para instalar en todos los edificios municipales placas fotovoltaicas de autoconsumo, porque queremos ahorrarnos la factura eléctrica.

Esperamos también a que salgan publicadas las bases concretas del Programa de Impulso a la Rehabilitación de los Edificios Públicos para redactar nuestro proyecto y poder conseguir la máxima puntuación.

La mayor inversión del presupuesto -de 350.000 euros- irá para las obras de peatonalización de la calle Santa María Bajera, la única que queda para cerrar el cuadrado de la Plaza Mayor. ¿Tiene intención de continuar con más vías?

Serán peatonales todos los viales que confluyen en la Plaza Mayor y la verdad que es muy positivo. Vemos como la hostelería y los comercios se están trasladando y abriendo poco a poco en estas calles. Me gustaría que todo el casco histórico fuese peatonal y el pavimento estuviese a un mismo nivel, que desapareciesen las aceras, aunque mucho me temo que no habrá posibilidad en esta legislatura.

En su día se habló de instalar cámaras de control de matrículas por el cierre de calles peatonalizadas al tráfico. ¿Qué ha ocurrido con ese proyecto?

Es una opción, no está descartada y ahora, cuando cerremos el círculo y si tenemos idea de remodelar el tráfico de las calles adyacentes al casco, es donde valoraremos si esta medida es la más idónea o hay otras. 

Anunció un sistema para que los empleados municipales fichen, que siempre genera ciertas reticencias. ¿Cuándo se va a implantar? 

Se licitó por dos veces, la primera se quedó desierta y la segunda después de subir el importe y adjudicarlo, la empresa renunció a ello. Se ha buscado ahora la compra directo, pero están surgiendo muchos problemas, aunque parece que es una cosa muy sencilla. Espero que en unos meses esté implantado ya. 

A muchas administraciones les trae de cabeza el problema de los interinos. ¿Tiene Briviesca ese problema en su plantilla?

Funcionarios interinos tenemos poquitos casos, creo que dos, laborales hay más. Veremos a ver cuál es la fórmula que nos marcan para conseguir rebajar el número de interinidades. Esperaremos a la Ley Estatal, somos un ayuntamiento pequeño y no hay tanto problema como en otras administraciones. 

¿Qué tal funciona el nuevo servicio de recogida de basura con islas? ¿Se va a realizar algún otro cambio de horarios? 

Al principio sí que hubo alguna queja, pero al final la gente se ha adaptado bien. Se han puesto puntos de recogida en calles aledañas al casco histórico para que, ahora mismo, a menos de 150 metros todo el mundo pueda sacar cualquier tipo de residuo a cualquier hora. 

Ultiman la aprobación definitiva del PGOU, que incluye el vial de conexión al polígono. ¿Cuándo lo veremos ejecutado? 

El primer paso es que esté contemplado urbanísticamente. El PGOU lo contempla y en cuanto esté aprobado, si hay interés por desarrollar esa zona, ya sea privado, ya por parte del Ayuntamiento porque se vea necesario para la accesibilidad del polígono, se podría retomar ese proyecto. 

¿Está lastrando ese problema de comunicación la implantación de empresas? 

Es difícil saberlo pero yo si fuese empresario sí que me gustaría tener la facilidad de acceder a la Nacional directamente, no tener que pasar por el casco urbano. No me cabe en la cabeza que cuando lo planificaron no pensaron en un acceso, pero estamos en esa situación y el primer paso para solucionarlo es contar con el Plan General. Después, si hay voluntad política y consenso se puede invertir sobre todo en la parte de vial y también sería conveniente el refuerzo y ensanche del puente del río Oca para que el transporte de mercancías gane en seguridad y comodidad.

En estos años que lleva como alcalde, ¿ha tenido algún contacto con empresas que se hayan interesado o al menos preguntado para instalarse en la ciudad? 

Sí que ha habido contactos pero al final las exenciones fiscales que presentan otros ayuntamientos y otras autonomías es un lastre para que fragüe la instalación de una empresa aquí. Ha habido diferentes, tanto locales como nacionales. Los ayuntamientos pequeños necesitamos que bien la Diputación a través de Sodebur, bien la Junta nos echen una mano para promocionar estos polígonos. Es difícil competir con ciudades como Burgos o incluso Miranda.

Briviesca ha vivido con preocupación la crisis en Morato, solucionada al final de manera bastante satisfactoria. ¿Ha hablado con la compañía? ¿Cree que su continuidad está garantizada? 

He tenido diferentes reuniones, con la empresa antes de que presentaran el plan, con los sindicatos y con los equipos que negociaron estas salidas. La verdad es que parece extraño que una empresa esté planteando despidos y diga que es inviable una fábrica a escasos seis meses de una compra. No sé si es una fórmula de optimizar recursos o de presionar, pero ahora mismo sí que somos más optimistas y esperemos que de aquí a futuro lo que hagan sea invertir y tener un plan, porque para Briviesca y la comarca es muy importante, es la empresa que más trabajadores tiene.

Su programa electoral se basaba en tres bloques: industria, cuidado a mayores y turismo, y se hablaba de frenar el paro juvenil y acabar con el éxodo de jóvenes. Los datos no engañan y el municipio continúa perdiendo población. ¿Cómo pretende acabar con ese problema? 

El censo sigue cayendo pero se ha parado el descenso, porque en estos últimos cuatro años ya vemos que el porcentaje de población que baja es mucho menor. Hay alguna iniciativa muy fructífera, como una empresa que está formando soldadores, han salido las primeras promociones y están encontrando trabajo en el municipio. El vivero de empresas es una de las opciones que queríamos haber metido en el DUS5000 y nos quedamos fuera. Es una idea a futuro, no está en las prioridades, pero sería importante para que los jóvenes tengan unas facilidades para iniciar su andadura empresarial.

Estamos en precampaña electoral y una de las estrellas del debate va a ser la España Vaciada, la despoblación, cómo frenar esta sangría que sufren no solo los pueblos pequeños sino también la capital burebana. ¿Qué espera de la campaña? 

Yo me desespero cuando oigo que el punto dos del programa de un partido es agua para los pueblos. Pues si no tenemos agua para los pueblos algo hemos hecho mal. O cuando se promete no cerrar consultorios, pero si está en tu mano cerrarlos o no. La verdad es que el mundo rural necesita muchas oportunidades para que la gente se quede. Lo principal es tener trabajo y después servicios. 

Y para cerrar, díganos el mejor y el peor momento que ha pasado en este despacho.

El peor momento fue cuando durante la pandemia los familiares de personas que están en la residencia me llamaban para pedirme cosas que no sabía ni tenía posibilidad de solucionar. Contactaba con cargos de Sanidad, de Bienestar… y veía que ellos estaban en la misma situación. Puntos positivos muchos. Todos los días me para alguien por la calle para agradecerme algo o para hacerme una reivindicación.

ARCHIVADO EN: Briviesca, Álvaro Morales