El coronavirus preocupa a los 80 erasmus de la UBU en Italia

B.G.R.
-

La institución académica facilitará la vuelta a las clases a los que decidan volver de forma voluntaria. Pide que sigan las instrucciones de los campus de destino

El campus burgalés ha ofertado este curso más de 800 plazas para estudiar dentro y fuera de España. - Foto: Valdivielso

Italia es uno de los destinos preferidos de los alumnos de la Universidad de Burgos que optan por participar en el programa europeo de movilidad Erasmus. Por ello, el avance de la crisis sanitaria del coronavirus en este país tiene pendiente a la institución académica y preocupa a los 80 estudiantes que en estos momentos residen en distintos puntos de la geografía italiana. A última hora de la tarde de ayer, el Vicerrectorado de Internacionalización se puso en contacto con todos ellos a través del correo electrónico para trasladarles la información ofrecida por el Gobierno en ese sentido, transmitiéndoles su apoyo y anunciando que, en caso de que decidan regresar de forma voluntaria, facilitará su incorporación a las clases.
Vicente explicó que fue ayer por la mañana cuando los primeros universitarios se pusieron en contacto con la UBU mostrando su inquietud. "Están preocupados por la situación en general", señaló. Inicialmente, se les transmitió un mensaje de tranquilidad, a la espera del pronunciamiento del Servicio de Internacionalización de la Educación, que se ocupa de gestionar el programa, sobre las posibles instrucciones a seguir. La respuesta llegó por la tarde a través de un comunicado en el que describía las medidas adoptadas por las autoridades del país; la suspensión de la actividad docente en los municipios en los que se han detectado casos, así como el cierre de algunas universidades del norte. De igual forma, anunció que se está a la espera de un comunicado oficial por parte de la Comisión Europea y aportaba teléfonos de contacto.  
Junto a esta información, la institución académica local "rogó encarecidamente" a los alumnos que sigan las instrucciones que reciban tanto de Gobierno del país como de las instituciones de acogida. "Por nuestra parte, no podemos dar una instrucción general sobre si debéis o no regresar, pero en caso de que decidáis regresar voluntariamente, se considerará suficientemente justificado y haremos lo que esté en nuestra mano para facilitar vuestra incorporación a las clases", recoge la notificación de la UBU.
Vicente manifestó que la comunicación estatal, que, según añadió, esperaban vicerrectores de otros campus españoles con alumnos en Italia para actuar con carácter general, es solo descriptiva de la situación y no orienta sobre lo que hay que hacer. "Debe mantener ese equilibrio entre no intentar alarmar, pero tampoco ser flojos", sostuvo, refiriéndose que se trata de una "cuestión de salud" en la que "no hay que contribuir al pánico generalizado, ni estar por detrás de lo que se debe de hacer".
No es la primera vez que la UBU se enfrenta a circunstancias excepcionales en los destinos de sus programas de movilidad, teniendo en cuenta que oferta más de 800 plazas. En las últimas revueltas de Chile, una alumna regresó al campus burgalés, mientras que los atentados terroristas que sacudieron Turquía en 2016 llevaron a otros dos a renunciar a sus becas, ofreciendo la institución destinos alternativos a los que se quedaron. Este curso, 400 universitarios cursan sus estudios en el extranjero.

[Más información sobre el coronavirus, este miércoles en la edición impresa de Diario de Burgos]