Los presidentes de diputaciones defienden el futuro rural

SPC
-

Coinciden en que "nunca pueden desaparecer" y no entienden que aún se tengan que reivindicar "después de lo que se hace todos los días por los pequeños municipios con vocación de servicio"

Los presidentes de diputaciones defienden el futuro rural

La mesa de trabajo celebrada en del marco de la XXV Intermunicipal del Partido Popular de Valladolid, denominada ‘Las diputaciones, elemento vertebrador de la España rural’, puso de manifiesto, de la mano de los presidentes 'populares’ en Alicante, Palencia, Orense y Valladolid la necesidad de defender estas instituciones dada su utilidad para la pervivencia del mundo rural.

Los ponentes fueron presentados por el secretario de Política Provincial, Javier Aureliano García, que recordó que su partido es “el único que nunca ha dudado” del papel de las diputaciones, “ya que siempre quieren propiciar la igualdad de oportunidades e igualar territorios, además de dar oportunidades de empleo y prestar servicios esenciales, aplicando para ello políticas transversales”.

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, quiso agradecer en primera instancia a los 653 concejales y 143 alcaldes de la provincia que hicieron que tuviera mayoría absoluta en las pasadas elecciones municipales y autonómicas. “Tenemos personas, patrimonio e historia para construir un proyecto nacional y no somos España vaciada, si no una tierra, una provincia y una comunidad llena de oportunidades y recursos. Solo necesitamos que se nos conozca para que la gente compruebe lo bueno que es emprender un proyecto empresarial o de vida en la provincia de Palencia", apuntó.

En esta línea, significó que las diputaciones existen por que garantizan el principio de solidaridad en una circunscripción territorial que necesita servicios de calidad. “Una administración intermedia como ésta lo hace por que un ayuntamiento no llega. Se trata de dar lo que precise a quien vive y elige un pueblo para su proyecto y quiere consolidarse. Se precisa un equilibrio entre lo rural y lo urbano. Para ello hay que apoyar en el día a día, cuando no hay agua o luz, o si se necesita un servicio jurídico o un ingeniero para un proyecto o algo perentorio”, aseveró.

Asimismo, Ángeles Armisén, expuso que el PP defiende las diputaciones por que conoce y cree en el medio rural y apoya a los que creen los mismo . “Son necesarias y apoyan a las personas y se debe creer por convencimiento y por servicios y prestarlos a los agricultores y las personas que viven allí. No hay que enfrentarse con el medio urbano, si no elegir en igualdad de oportunidades dónde vivir”, sostuvo.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar -el único de los ponentes que debuta en el puesto esta legislatura- puso de manifiesto la apuesta de su partido por los pueblos “frente a los que dicen que iban a entrar aquí a cambiar cosas pero solo por dinero y cargos”.

“Nosotros estamos para brindar oportunidades a las personas y pienso que las diputaciones no existiesen habría que crearlas”, señaló, al tiempo que defendió que se debe ayudar a las personas y a los pueblos y propiciar "que se pueda vivir sin estrés y creer en el medio rural por sus beneficios”.

Así, se mostró convencido de poder seguir prestando servicios a los 225 municipios de Valladolid y adaptarse a los cambios que ha sufrido la administración local y también de primar la conectividad en el medio rural. “Vivir en un pueblo no tiene que ser un hándicap y no tener velocidad en internet para implantar un negocio es un problema. Creemos en ellos y hay que adaptarse al transformación digital y a los jóvenes que están allí, y apoyar en vivienda y otras materias”, arguyó.



Las más vistas