El sitio que les fue negado

A.G.
-

La periodista Nuria Coronado presenta esta tarde en el Teatro Principal (17,30) su libro 'Mujeres de frente', conversaciones con trabajadoras "que se dejan la piel para que las mujeres sean tratadas como ciudadanas de pleno derecho"

El sitio que les fue negado

¿Qué tienen en común una profesora especialista en diversidad LGTBI y violencia de género, una periodista que da voz a las mujeres afrodescendientes, una policía lesbiana y concejala de Justicia Social en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca y la secretaria general de la Fundación ONCE? Para la periodista Nuria Coronado, "que se están dejando la piel para que  las mujeres sean consideradas y tratadas como ciudadanas de pleno derecho". Por eso eligió a Kika Fumero, a Lucía Mbomio, a Sonia Vivas y a Teresa Palahí, entre otras muchas, para su libro, Mujeres de frente, con el que ha querido hacer un homenaje a todas aquellas activistas que desde sus responsabilidades y puestos de trabajo hacen todo lo posible para que "las mujeres estemos en los lugares donde no hemos estado nunca ya que siempre nos han dejado al margen de la historia".
Mujeres de frente se presentará el miércoles en el Teatro Principal, en un acto organizado por el PSOE, en el que también participarán dos de las protagonistas del libro, Marina Marroquí, educadora social, superviviente de violencia de género y Lorena Morales, secretaria de Igualdad del PSOE de Madrid, además de la concejala de la Mujer del Ayuntamiento de Burgos, Aída Estrella Paredes, la secretaria de Igualdad de los socialistas locales, Silvia Adrián, y la secretaria general, Esther Peña.
"Creo que es el momento, como ya han hecho otras muchas autoras, de sacar de ese lado oscuro a tantas mujeres, de hacer un ejercicio de visibilización feminista colectiva de todas aquellas que luchan todos los días por la igualdad real y efectiva tanto en España como en América Latina. Sin ellas no hubiera sido posible conseguir los logros que ahora tenemos", explicó la autora, que comenzó haciendo las entrevistas en un programa de televisión on line. 
Así, a lo largo de 180 páginas va desgranando los pilares del pensamiento feminista de cada una de las protagonistas y sus respectivas luchas. La selección está compuesta por la profesora especialista en diversidad LGTBI y violencia de género Kika Fumero, la periodista que da voz a las mujeres afrodescendientes Lucía Mbomío, la policía Sonia Vives, la directiva de la Fundación ONCE, Teresa Palahí, la superviviente de maltrato Marina Marroquí, la política Lorena Morales, pero también por Coral Herrera (escritora),  Ana de Miguel (filósofa), Marta Nebot (periodista),  Pilar Llop (jueza), Minou Tavarez (filóloga y política dominicana, hija de una de las hermanas Mirabal cuyo asesinato un 25 de noviembre dio lugar a la elección de ese día como el que recuerda a las víctimas de violencia de género), Towanda Rebels (dúo formado por las activistas feministas Teresa Lozano y Zúa Méndez), Luz Almeida (abogada), Teresa Peramato (fiscal), Nuria Varela (periodista y actual directora general de Igualdad en el Gobierno de Asturias), Yolanda Dominguez (artista visual y fotógrafa), Laura Nuño (politóloga), Laura Freixas (escritora),  Pamela Palenciano (monologuista) y Lydia Cacho (periodista mexicana).
"Lo que les une a todas ellas -añadió- es la coherencia, la justicia y el hacer gala de la memoria histórica de todas las que nos precedieron y que con su trabajo han hecho que nosotras ahora podamos disfrutar de  derechos que a ellas les fueron negados. Y, sobre todo, el ejercicio de sororidad, que es lo que nos distingue a las mujeres feministas, que no llegamos solas adonde llegamos sino que lo hacemos porque antes otras sufrieron muchísimo e incluso dejaron su vida".
EL SUJETO POLÍTICO DEL FEMINISMO. El cuestionamiento que en los últimos tiempo se está haciendo desde algunos ámbitos de que la mujer sea el sujeto político del feminismo es para Coronado "una herramienta más del patriarcado  que está en manos de algunas corrientes que ahora para insultarte te llaman tránsfoba como antes otras corrientes te llamaba puta: es un término distinto con un mismo origen". En este sentido, recordó que a las mujeres siempre se les ha oprimido "por nacer mujeres", razón por la que en muchas zonas aún se sufre la mutilación genital y en todo el mundo, violaciones, prostitución y alquiler de vientres : "Quienes pretenden decir que solo somos cuerpos o ‘personas menstruantes’ quieren invisibilizar toda la lucha y todo el dolor pero el feminismo les va a plantar cara".