La FEC sitúa en el 30% el número de comercios abiertos

B.G.R.
-

Principalmente, pertenecen a autónomos del sector del equipamiento de la persona. La patronal exige más información y cree que la mayoría abrirá el próximo lunes si Burgos avanza en la salida de la crisis

Los establecimientos que pudieron trabajar ayer lo hicieron bajo el sistema de cita previa. Los demás están a la espera de que se clarifique la situación y de proveerse del material de protección necesario. - Foto: Patricia González

Fase de prueba, semana de transición, experimento... Son algunos de los calificativos que emplea el comercio para describir este inicio de apertura bajo cita previa. La patronal burgalesa del sector (FEC) calcula en torno al 30% el número de tiendas que ha levantado la persiana bajo estas restricciones, principalmente pertenecientes al equipamiento de la persona (textil, calzado y complementos) y cuyos responsables son autónomos sin empleados a su cargo.
«Los almacenes están llenos, con el género pagado o por pagar y hay que abrir», señaló Julián Vesga, vicepresidente de la Federación de Empresarios de Comercio (FEC), en referencia a este subsector. En este sentido, precisó que tanto el textil como el calzado han estado en contacto con sus clientes desde que se decretó el estado de alarma el 14 de marzo, «multiplicando su presencia en redes sociales», lo que les ha permitido comenzar ayer su actividad con cierto goteo de citas espaciadas por horas. No obstante, añadió que el problema no radica en «si se abre o no», sino en que «la gente entre a los establecimientos». 
Los que no pudieron trabajar ayer bajo este nuevo formato, se encuentran «a la espera» de que se clarifique la situación y de proveerse del material de protección necesario. En este sentido, afirma que «hay muchos empresarios que quieren reiniciar su actividad y creemos que lo harán de forma escalonada», si bien remarca que en muchos casos no han podido hacerlo porque  «no ha dado tiempo a gestionar» los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal.
En cualquier caso, la patronal del sector aconseja a todos sus asociados que lo importante es «ofrecer seguridad y mientras esto no ocurra, les instamos a que no abran». Con todo ello, calcula que la mayoría de los establecimientos reabrirá el lunes, 11 de mayo, en caso de que Burgos pase a la fase 1 de la desescalada y siempre y cuando «tengamos información» sobre todo de las medidas referidas a los ERTE «porque a ver si vamos a tener que asumir más gastos que cuando estamos cerrados». 
(más información en la edición impresa)