El desfase presupuestario de Sanidad podría alcanzar 1.200M€

Santiago González
-

El déficit acumulado es muy superior a lo que la propia consejera anunció durante su comparecencia en las Cortes en el mes de septiembre, cuando vaticinó una desviación de unos 830 millones de euros

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, explicó el cierre presupuestario del año - Foto: Rubén Cacho (Ical)

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, aseguró que su departamento podría cerrar el año 2019 con un déficit de entre 900 y 1.200 millones de euros que atribuyó principalmente a la obligación de pagar gastos vinculados a fallos judiciales como la carrera profesional o las manutenciones de los sanitarios.
Casado, en el marco de la entrega de los premios anuales de investigación biomédica del Área de Salud Valladolid Este, calificó de «muy importante» el déficit con el que se ha cerrado el año y apuntó que hay determinadas partidas presupuestarias vinculadas a las algunas sentencias que han provocado que un presupuesto inicial de 3.500 millones previsto para todo el ejercicio ‘engorde’ de tal forma que pueda alcanzar entre 4.400 y 4.700 millones al cierre del año.
Esto supone una horquilla de entre 900 y 1.200 millones, cifras que superan ampliamente los más de 830 millones de déficit que la consejera ya advirtió en septiembre cuando compareció en las Cortes de Castilla y León.
Los grupos políticos acogieron con sorpresa esta cifra adelantada por la consejera. Mientras el Partido Popular no quiso realizar declaraciones, desde Ciudadanos se justificaba en que la prórroga presupuestaria provoca que «los gastos no se ajusten a la realidad» e insistieron en que el objetivo del pacto sanitario precisamente es que se alcance el 7% del PIB. A su vez, el PSOE lo considera «excesivo» para los servicios sanitarios actuales.
Juan Pablo Izquierdo, portavoz sanitario de Cs, insiste en que no solamente crece por los salarios del personal sanitario, sino también por la actualización de los contratos y el incremento de los gastos que ello conlleva.
Trabajo conjunto

Casado indicó que trabajan «mucho» con la Consejería de Hacienda, que «entiende muy bien el problema que tiene el sistema sanitario», que la consejera considera «de altísimo nivel, con prestaciones extraordinarias», en el que se hacen muchas cosas y con una Atención Primaria «muy extendida».
Aunque todo es «clave», explicó que el déficit se incrementa el hecho de encontrarse con determinadas partidas presupuestarias vinculadas a sentencias judiciales.
Así, ante este importante desfase, la consejera, además de pedir financiación, considera que requiere hacer una gestión «lo más eficiente posible», de manera que «donde haya dinero posicionado haya resultados también», es decir, que se puedan medir resultados allá donde se ponga dinero. «Eso obliga a más eficacia y a ser más resolutivos en Atención Primaria», agregó.
más dinero. Por ello, Casado insistió en la necesidad de una mejor financiación del sistema, algo que espera, y recordó que le parece «muy bien» que sea un 7 o 7,5 por ciento del PIB pero además que se tenga en cuenta que financiar una comunidad como Castilla y León es «muy especial» porque cuenta con una población envejecida, mucha dispersión y despoblación.
Por lo que se refiere al apoyo a la investigación, a lo que se refirió con motivo del acto de la entrega de premios precisamente a proyectos investigadores, la consejera apuntó que «nunca hay suficientes fondos» y las necesidades son «infinitas».
Desde el punto de vista de la investigación, apuntó que lo ideal sería tener más recursos para potenciar esta labor, pero para eso hay necesidad de una financiación adecuada y luego poder ver cómo se distribuye.
Así, de cara al próximo ejercicio, señaló que primero habrá que ver el dinero que se tiene, cuánto se necesita para mantener la asistencia en el nivel de calidad en el que está y después apoyar la docencia y la investigación, según informa Ical.
Verónica Casado destacó que la docencia es clave si se quiere también tener las especialidades que se necesitan en condiciones y en investigación habrá que ver lo que se puede destinar, pero insistió en que «sin saber de qué se parte» cuesta mucho decir cómo se va a repartir porque «no es lo mismo prorrogado, con un gran déficit a hablar de algo que nos hace mucho más sostenible la docencia, la asistencia y la investigación».

«La primera medida es reducir impuestos»
El enorme desfase anunciado ayer por la consejera provoca que los socialistas se echen «las manos a la cabeza» habida cuenta de las deficiencias de los servicios sanitarios existentes en Castilla y León, según explica el coordinador del área de Sanidad y Servicios Sociales del Grupo Socialista, Diego Moreno.
El procurador socialista insiste en que el agujero es «excesivo» puesto que la sanidad autonómica cuenta con «muchos problemas, especialmente en el medio rural». Moreno afirma que «choca que con estas necesidades la primera medida que tome la Junta sea reducir impuestos, especialmente el de sucesiones que no supone aumento de la recaudación por otras vías».
«La mejor médico del mundo se va a chocar contra el muro de la realidad y no va a poder llevar a cabo las iniciativas comprometidas para la legislatura», explica el coordinador socialista de Sanidad, quien considera que el nuevo presupuesto deberá incrementar de forma importante el presupuesto de la Consejería, ya que ahora no está incluido ni el desarrollo de la carrera profesional ni la aplicación de las 35 horas, lo que supone otro buen pellizco que tendrá que asumir en las cuentas.