scorecardresearch

Aprueban la señal del 'foto rojo' y se colocará en septiembre

J.M.
-

Tras las sentencias que han anulado varias sanciones, el Ayuntamiento de Burgos ha decidido avisar a los conductores de la presencia de los 'semáforos espía' y ha imitado el modelo de Madrid

A la izquierda: uno de los llamados ‘semáforos espía’ se encuentra al final de la avenida del Arlanzón. A la derecha, aspecto que tendrá la nueva señal ya aprobada. - Foto: Alberto Rodrigo

Ha pasado ya un año y cinco meses desde que el Ayuntamiento de Burgos recibió un tirón de orejas del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 1 en el que se anulaba una multa de un 'foto rojo' (también conocidos popularmente como 'semáforos espía') por no estar señalizada su presencia en las inmediaciones. A partir de ese momento se produjo un goteo de fallos judiciales que apuntaban en la misma dirección y aunque en un primer momento el Ejecutivo local se negó a señalizarlos y trató de evitar los reveses en los tribunales publicando su ubicación en la página web municipal, finalmente en marzo de este 2022 claudicó y cambió de parecer.

Los pasos dados desde ese momento no han sido precisamente rápidos ya que no ha sido hasta el pasado 22 de julio cuando el concejal de Tráfico, Adolfo Díez, ha dictado una resolución por la que se aprueba el modelo de señal vertical informativa que se colocará en las seis ubicaciones de la capital en donde hay instalado un 'foto rojo'.

Ha tenido el equipo de Gobierno que cumplir con este trámite ya que no existe en el Reglamento General de Circulación una señal de este tipo y eso ha llevado a acogerse al artículo 10 de la Ordenanza de Movilidad, que permite al Ayuntamiento aprobar una señal específica para cumplir con objetivos como el que ahora se persigue.

Para ello, el Consistorio capitalino se ha fijado en el modelo que existe en la ciudad de Madrid para advertir a los conductores de la presencia de 'semáforos espía' (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de hoy jueves o aquí)