scorecardresearch

Sin miedo a nadie

Agencias-SPC
-

España se prepara para la final de mañana ante la selección francesa con la convicción de que es capaz de ganar a la actual campeona del mundo

El seleccionador nacional, Luis Enrique (d), y el capitán, Sergio Busquets, durante el último entrenamiento de la Roja. - Foto: Pablo Garcí­a/RFEF

Era sin duda Francia el rival más fuerte al que se podía enfrentar España en la final de la Liga de Naciones, y así ha sido. Cierto es que muchos entendidos señalaron que los galos no cuajaron un buen partido ante los belgas, pero más cierto es que en 30 minutos les metieron tres goles y fueron capaces de darle la vuelta a un marcador que se les puso muy cuesta arriba:2-0. Sin embargo, en el cuartel general español la consigna está clara: no hay complejo de inferioridad alguno, no hay miedo ante la actual campeona del mundo, ante la selección que se hubiese medido a la Roja en la pasada Eurocopa si Suiza no hubiera dado la gran sorpresa del torneo en octavos de final.   

Mbappé, Benzema, Pogba, Varane, Koundé, Griezmann... La lista de estrellas es grande, pero la Roja tiene sus opciones, sobre todo porque de sobra sabe que no tiene nada que perder, que la presión va toda para el país vecino. 

Así, el centrocampista Mikel Oyarzabal aseguró que en el equipo no tienen «miedo a nada» y que mañana intentarán jugar como en la semifinal ante Italia y seguir demostrando el potencial como grupo que tiene el combinado de Luis Enrique Martínez.

«Sabemos el nivel que tiene Francia, pero no hay que tenerle miedo a nada. Respeto por el contrario, un gran equipo y selección, pero sin miedo porque nosotros también hemos demostrado ser un gran equipo, más allá y por encima de cualquier nombre el equipo se caracteriza por lo colectivo», manifestó en rueda de prensa.

El delantero de la Real aseguró también que no tenían «preferencia alguna» entre Francia o Bélgica para esta final. «Son grandes selecciones y cualquiera nos iba a poner en aprietos. Nos ha tocado Francia, pero nos centramos en lo nuestro. Si como contra Italia estamos acertados y hacemos lo que tenemos que hacer, tendremos más opciones de ganar y es lo que vamos a buscar», aseguró.

Y lo harán en base a una idea de juego que prime lo colectivo. «En la Euro hicimos un gran papel, en la semifinal a nadie le gusta caer y caímos, aunque con un gran partido y quizá merecimos algo más. El equipo compite igual en una Euro, amistosos o final de la Liga de Naciones, tenemos una idea clara de juego y que hay que llevarla todos juntos», manifestó el ‘txuri-urdin’, que subrayó: «Si dibujamos un plan de partido, no perderemos balones ni tendremos transiciones en contra. Tenemos nuestras ideas y armas, trabajaremos para que el domingo esté un poco más a nuestro favor antes de que inicie con un plan de juego que ya veremos».

 

Ferran, en el foco

Mientras, la selección se ejercitó en las instalaciones de Interello pendiente de Ferran Torres, que trabajó en solitario por el golpe que arrastra, en una sesión que no pudo acabar Pedro Porro por molestias en el gemelo derecho.

El seleccionador juntó a todos sus jugadores disponibles y no forzó con el delantero del Manchester City, que sigue un tratamiento de recuperación por el fuerte golpe que sufrió en el empeine del pie derecho tras marcar los dos goles a Italia en la semifinal.

El optimismo del valenciano se traslada al cuerpo técnico y todos confían en que, tras dos días de parón, pueda regresar a la dinámica de grupo en la víspera de la previa de la final y participar en el duelo ante Francia.

La sesión dejó a un jugador con molestias, Porro, por un golpe recibido en los partidos en espacios reducidos en su pierna derecha que impidió que acabase la sesión.

Luis Enrique nunca ha repetido equipo como seleccionador y comenzó ayer a ver de cerca el estado de todos sus jugadores para ir dando forma al once en su cabeza. Ante las bajas con las que cuenta, no se esperan muchas novedades en el equipo titular de la final y solo la posible entrada de Merino en el centro del campo podría ser uno de los retoques del técnico asturiano.