La Catedral se reinterpreta para lograr las 400.000 visitas

G. ARCE
-

El parón obligado por la crisis sanitaria ha servido para pensar y rediseñar un monumento mucho más accesible al público gracias a la tecnología digital y a la nueva oferta de las rutas nocturnas iluminadas

Las nuevas aplicaciones digitales descargadas en el teléfono móvil permiten un recorrido más interactivo por las diferentes estancias de la Catedral. - Foto: Patricia

Poco a poco, apoyada en la exposición ‘Lux’ de Las Edades del Hombre y las celebraciones del Año Santo y del VIII Centenario que este martes vivió su fecha culminante, la Catedral va recuperando el ritmo de visitantes que perdió el 14 de marzo de 2020, con la irrupción de la pandemia. Los números son aún muy bajos y siempre sujetos a las limitaciones sanitarias en los aforos. Quedan muy lejos las 400.000 visitas que se rozaron en 2017, récord al que se aspira -si la situación se normaliza- en 2022 y en años sucesivos gracias al intenso trabajo de promoción y mejora realizado durante los meses de puertas cerradas. La preocupación del Cabildo se centra ahora en lograr un templo mucho más accesible a todos los públicos gracias a las tecnologías digitales, en aportar nuevos puntos de vista multimedia para conocer y valorar en profundidad tanta belleza y espiritualidad, incluso aportando un nuevo enfoque de luz durante las rutas nocturnas que se inaugurarán a finales de año.

La Catedral alcanzó las 371.839 visitas durante 2019 y un año después perdería 290.000, un 70%, tras verse obligada a permanecer cerrada durante cinco meses (entre el 14 de marzo y el 21 de junio; y desde el fin del puente de Todos los Santos hasta el 31 de diciembre). Los cierres han continuado en 2021, hasta el pasado 9 de mayo (fin del estado de alarma), y ni el VIII Centenario, ni ‘Lux’, ni el Año Jubilar podrán recuperar las cifras de un año normal, principalmente, reflexiona el presidente del Cabildo, Vicente Redondo, porque casi la mitad de los turistas que se acercan al templo son extranjeros y, a día de hoy y con la quinta ola de contagios desatada, continúan las dificultades de movilidad entre países.

Desde principios de mayo, la venta de billetes (el principal ingreso económico para el mantenimiento del templo) «progresa adecuadamente» dentro de un escenario de «alta incertidumbre». Habrá que ver cómo se comporta el verano y cómo responde el público a todas las actividades en marcha, algo casi imposible de prever con las curvas de contagios disparadas con la quinta ola. 

De hecho, la inauguración de Las Edades del Hombre, compartida con las sedes de Carrión de los Condes (Palencia) y Sahagún (León), se produce en un Año Compostelano y en el Jubileo de la Catedral en los que los aforos siguen limitados y, previsiblemente, lo seguirán estando a lo largo de las próximas semanas.

«Pero no olvidemos nunca que la Catedral es un valor en sí misma y que siempre suscitará un gran interés. Todo el esfuerzo que estamos haciendo para posicionarla ahora a través de la celebración del VIIICentenario nos va a ayudar a que su impacto vaya en aumento en los próximos años, aunque todavía no estamos en una situación normal», matiza la gerente del Cabildo, Idoia Larrea.

Pese a las enormes dificultades, el VIII Centenario, el Año Jubilar y el tiempo de reflexión generado por la pandemia, han permitido construir en torno la Catedral un nuevo concepto de visitas que va mucho más allá de las tradicionales, centradas en los ámbitos histórico-artístico y religioso.

El presidente del Cabildo ya adelanta que actualmente trabajan en el diseño los guiones, los avances técnicos y los permisos oportunos de la Junta de Castilla y León para confeccionar las visitas nocturnas iluminadas, el proyecto Estela, lo que implicará ampliar los horarios habituales del templo a partir de finales del presente año. Concretamente, se trabaja en una visita con grupos reducidos durante la semana laboral y otras dos los fines de semana. Las estaciones del año (la luz natural de cada momento) van a ser un condicionante para fijar los horarios. 

De acuerdo a la duración estimada de la visita, que se estima en unos 45 minutos, se están testando en torno a cinco escenarios interiores (la Escalera Dorada, el Cimborrio, la capilla de los Condestables, el Alta Mayor, entre otros) por los que transcurra esta novedosa ruta, que se plantea como una experiencia entre la luz y la oscuridad cargada de sensaciones y espiritualidad, algo muy diferente a lo que se ha ofertado hasta la fecha.

Las visitas nocturnas implican la instalación de una nueva iluminación en el interior del templo y también el desarrollo de nuevas herramientas digitales para el guiado del turista durante las mismas. «Es una nueva oferta que, entre otras ventajas, obliga a los que vengan a Burgos a pernoctar en la ciudad, lo que aporta un valor añadido más».

A este respecto, y aunque se barajó en algún momento, el Cabildo ha descartado las visitas turísticas a la parte alta del templo, a los campanarios y el cimborrio, principalmente, por una sencilla razón:estamos en un edificio de 800 años y sus recorridos internos no reúnen las medidas de seguridad necesarias para el acceso del público.

Calidad. A la espera de ver cómo queda el diseño definitivo del proyecto Estela, como se denominarán a las visitas nocturnas, el Cabildo, en colaboración con la Fundación VIII Centenario y otras instituciones colaboradoras, ha seguido avanzando en la mejora de la calidad de su oferta turística buscando otras formas de acercarse a este Patrimonio de la Humanidad. 

Así, la incorporación de las nuevas tecnologías ha permitido superar la tradicional visita de las audioguías colgadas al cuello gracias a las aplicaciones informáticas de fácil descarga en el teléfono móvil del turista. «Estamos logrando un avance muy importante hacia una Catedral más accesible y universal a través de la guía multimedia», detalla la gerente del Cabildo.   

A través del teléfono móvil se puede realizar la visita más lineal y tradicional (histórica, artística y religiosa) con las diferentes estancias o buscar nuevas experiencias y puntos de vista a gusto del visitante. «Puedes ver la Catedral en una vista panorámica ubicándote en el plano y contemplando y conociendo todo lo que te rodea en los 360 grados a tu alrededor, centrado la mirada en aquellos puntos de mayor interés». 

Es un recurso, la herramienta digital, que no se agota en el interior del templo sino que permite la visita virtual desde cualquier otro momento y lugar. «Incluso puedes observar y conocer en toda su dimensión el exterior o edificios cercanos como el Museo del Retablo u otros monumentos o instituciones con los que podemos colaborar». Son experiencias que abren todo el universo del visitante virtual, que permite múltiples desarrollos en el futuro. «Estamos trabajando como en un mecano, al que vamos incorporando piezas para enriquecerlo», visualiza Idoia Larrea.

A este respecto, profundizando en la relación con el Proyecto Estalmat de Castilla y León (Estimulación del Talento Matemático) y la Fundación Cajacírculo, una de las visitas permitirá la contemplación de la Catedral desde un punto de vista matemático, entendiendo mejor el porqué de sus proporciones, de su ritmo constructivo y del significado último de tal esfuerzo monumental. «Es una visita que ayudará a entenderla desde la cabeza de quienes la concibieron, racionalizando todas las emociones y todo lo espiritual que esconde su arquitectura», resume Vicente Rebollo.

La mejora de la accesibilidad vía digital profundiza también en el desarrollo de una audioguía de lectura fácil, cuyo fin último es que el patrimonio sea universal para cualquier persona sea cual sea su limitación, desde una barrera idiomática (la visita se puede hacer hasta en 9 idiomas) hasta unos conocimientos limitados del arte y el patrimonio, pasando por la propiedad edad del visitante. «No queremos que la estancia se  resuma a una herramienta digital, también estamos profundizando en el desarrollo de otro tipo de actividades con las diferentes instituciones con las que estamos estableciendo alianzas. El objetivo es que la Catedral se dimensione y suscite más y nuevos intereses por lo que tenemos que escuchar a terceros».

Educación. Con esta meta, se ha iniciado otra experiencia en la que los protagonistas son los jóvenes, concretamente, los alumnos del Bachillerato de Emprendedores del Colegio Niño Jesús, quienes han analizado el impacto económico de la Catedral en la ciudad. En este sentido, se les ha planteado el reto de desarrollar proyectos que acerquen el templo a la población más joven de la ciudad. «Se ha iniciado un camino para que nos aporten ideas interesantes, camino que se reanudará el próximo curso». 

Hay un último proyecto, tan importante o más que los anteriores, para enriquecer la Catedral, como es la colocación de las nuevas puertas que actualmente confecciona el artista Antonio López para la fachada principal. Un tema que ha levantado una gran polémica entre los defensores y detractores de la idea y sobre el cual se mantienen reuniones con la Unesco y con la Junta de Castilla y León para preservar la declaración de Patrimonio de la Humanidad. No se han puesto este 20 de julio, como se había barajado inicialmente, entre otras cosas, porque las puertas no están terminadas en su totalidad y porque el Cabildo ha apostado por el estudio, el diálogo y el consenso antes de actuar.