Por una comarca con futuro

B.A.
-
Por una comarca con futuro

Trece colectivos se han unido para alzar la voz sobre las necesidades de la Ribera y sumarse con ellas a la protesta de la España Vaciada. Ponen autobuses a disposición de todos para acudir a Madrid

Detrás de las siglas políticas y de las diferentes ideologías laten las mismas reivindicaciones, existe idéntico malestar por el olvido y se vislumbran las mismas ganas de poder hacer algo para tratar de revertir una situación que azota fuertemente a muchas de las regiones de España, también a la Ribera: la despoblación y el envejecimiento continuado de sus habitantes. Por eso, olvidándose de colores y de protagonismos, trece colectivos de Aranda y su comarca han decidido trabajar de forma conjunta y aunar esfuerzos para acudir el próximo domingo, 31 de marzo, a Madrid a la manifestación por la España Vaciada y alzar allí su voz sobre la situación por la que atraviesa la comarca y pedir las medidas que son necesarias para que no continúe a la deriva y pueda seguir navegando hacia un futuro con prosperidad. Y para poder tener aún más fuerza, ponen autobuses de forma totalmente gratuita a disposición de todos los vecinos que estén interesados en acudir para demostrar que esta denominada España Vaciada no está muerta y quiere seguir viviendo.

Bajo el lema ‘Aranda y la comarca necesitan infraestructuras. Aranda y la comarca tienen futuro’ pondrán en evidencia como la falta de transporte (con la reapertura de la línea de ferrocarril Madrid-Aranda Burgos y la finalización de la A-11 a la cabeza) y de comunicaciones, además de servicios básicos como la sanidad, están condenando a esta comarca, que también necesita un hospital nuevo, prometido por la Junta de Castilla y León, pero lejos aún de ser una realidad.

 

POLÍTICAS QUE AYUDEN A FIJAR POBLACIÓN

En el manifiesto que han firmado los trece colectivos (Plataforma por el Ferrocarril Directo, Coordinadora por la Sanidad, Asociaciones de Vecinos, Adri Ribera, Asemar, CCOO, UGT, PP, PSOE, Sí se Puede, RAP, Ciudadanos e IU) proponen algunas medidas que ayuden a fijar y mantener la población, tales como políticas fiscales que estimulen al ciudadano y al inversor, mejoras en la financiación de corporaciones locales y mancomunidades, complementos y méritos en el empleo público por fijar residencia, desarrollo reglamentario urbanístico o ecotasas.
En relación a este asunto, también se ha pronunciado Yolanda Bayo, presidenta de Asemar. «Reivindicamos que desde las administraciones adopten políticas fiscales que beneficien la implantación de nuevas empresas y la creación de nuevos puestos de trabajo en la Ribera. Creemos que se debería de bonificar a las familias que estén interesadas en venir a vivir a nuestros pueblos», opina.
Para Jonathan Gete, de Izquierda Unida, esta manifestación servirá para exigir políticas encaminadas a la protección del mundo rural. «Las políticas de centralización de recursos e infraestructuras realizadas por PP y PSOE nos han dejado a los pueblos sin infraestructuras, sin servicios y por ende, sin población. Necesitamos un cambio real en las políticas encaminado a la descentralización del país haciendo una apuesta clara por repoblar, industrializar y dotar de medios a la España interior», afirma.

 

SANIDAD Y SERVICIOS DE CALIDAD

Uno de los servicios básicos que deben de recibir los vecinos de las administraciones públicas y que está atravesando por una situación muy complicada en Aranda y la Ribera es la sanidad, por eso, una mejora de la misma es otra de las premisas con las que se parte hacía Madrid. «La Atención Primaria está mal. Nos faltan médicos de familia para cubrir las plazas de todos los centros de salud de Aranda. Roa está bajo mínimos y en cuanto a pediatría, desde noviembre, para casi 6.000 niños, no tenemos más que dos pediatras», explica Sofía Plaza, que recuerda que el hospital «está a reventar» y que faltan médicos internistas, radiólogos, cardiólogos, digestivos, geriatras.... «Es importante retomar, sin olvidar todas estas carencias, la construcción del nuevo hospital. Ojalá que por acudir a Madrid algún político se de cuenta de cómo está el mundo rural, sin medios básicos. Y sin médicos, la comarca se muere».

 

VECINOS RURALES, VECINOS DE SEGUNDA

Que todos los españoles tengamos los mismos derechos y disfrutemos de los mismos servicios con independencia de que vivamos en el medio urbano o en el rural, en zonas altamente pobladas o en zonas con menores densidades poblacionales es otro de los aspectos que recoge el manifiesto. En este sentido, Eusebio Martín, de Renovación Arandina Progresista (RAP) afirma que «es fundamental hacer ver a las instituciones que existe un grave problema en el ámbito rural o menos urbano. La falta de inversiones en infraestructuras está generando desde hace tiempo un grave problema de despoblación y, lo que es peor, una seria discriminación entre los servicios que reciben los ciudadanos que viven en las grandes ciudades y los que viven en ámbitos como el nuestro», dice Martín, que reitera que no se puede gobernar solo para las grandes ciudades. «Sigue habiendo mucha población que es tratada como de segunda y eso no puede ser».

Para Andrés Gonzalo, de Sí Se Puede, es fundamental acudir a Madrid para «reivindicar el abandono al que se nos ha sometido, tanto desde los sucesivos gobiernos centrales populares y socialistas, como desde la Junta de Castilla y León gobernada por el PP estos años». Según Gonzalo, «gobierne quien gobierne debe tomárselo en serio y solucionar los problemas de Aranda y la comarca. No nos valen las fotos ni las promesas electorales, queremos las infraestructuras necesarias para el desarrollo y que se pueda fijar población».

La portavoz socialista, Mar Alcalde, afirma que para poder crecer y progresar se necesitan avances en comunicaciones, sanidad, educación y servicios. «Para que las zonas rurales no se queden vacías tienen que ofrecer servicios, ser atractivas en empleo y ocio. Como todo esto no se está haciendo por parte de las administraciones superiores estamos condenados a la despoblación, deslocalizacion y envejecimiento no activo de los pocos que quedamos en la España que se está vaciando de forma consciente», comenta Alcalde, que confía en conseguir una reflexión y situar una lucha en el mapa nacional.

Que la despoblación sea un asunto presente en la agenda del Gobierno es uno de los motivos que lleva a Raquel González, del PP, a estar presente en Madrid. «Es necesario que Aranda y la Ribera tengan infraestructuras y servicios para que nuestros jóvenes escojan en igualdad de oportunidades si desean crear su proyecto familiar y de futuro en Aranda. Para que se nos escoja como espacio donde desarrollar nuevos proyectos empresariales y para ampliar los existentes».
Francisco Hontoria, de Ciudadanos, afirma que es necesario que las todas las instituciones deben de saber que los afectados les hacemos responsables y deben poner los medios para paliar y revertir la situación. «Estamos en una situación que pone en riesgo el desarrollo y el futuro de zonas del país».

 

INFRAESTRUCTURAS QUE VERTEBREN

Jorge Núñez, de la Plataforma por el Ferrocarril Directo, confía en que el significado de vertebración territorial sea una realidad tanto en las infraestructuras y servicios ferroviarios, como con en el resto de servicios públicos. «La falta de ferrocarril provoca la falta de empresas, el hecho de que doce trenes diarios no justificasen una reapertura cuando otras líneas tienen tres suena a broma. Con vacíos así es normal ver que los jóvenes abandonan Aranda y sus pueblos, dando lugar al envejecimiento y despoblación. La mala conexión a internet y la falta de incentivos a empresas impiden el asentamiento de población».

 

FALTA DE CAPITAL HUMANO

Una de las preocupaciones desde Asemar, como afirma su presidenta, es la falta de capital humano en Aranda y su comarca. «Falta mano de obra. Todas nuestras empresas actualmente tienen que buscar capital humano fuera para cubrir esas vacantes. Hay empresas que no pueden instalarse en Aranda por falta de capital humano y esto viene como consecuencia de la despoblación».

Por otro lado, Modesto Rioseras, de UGT, afirma que es el momento de trabajar de forma conjunta por el bien general; y Jorge Melero, de CCOO, recuerda que esta unión de todos los colectivos se inició el año pasado con la idea de crear una plataforma ciudadana. «El objetivo es la manifestación de Madrid, después valoraremos si seguimos aunando esfuerzos de forma conjunta para que Aranda tenga las infraestructuras necesarias para que pueda desarrollarse como ciudad».