Un cambio obligado en el San Pablo

A.I.A.
-

El escolta Álex López confiesa sentirse «cada vez más cómodo» jugando en la posición de base

Un cambio obligado en el San Pablo - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Álex López ha cambiado su rol en el San Pablo. De escolta defensivo ha pasado a director de juego. Compagina el puesto de base con Bruno Fitipaldo. El jugador revela sentirse cada vez más cómodo en su nueva posición. Mañana tendrá un reto muy complicado, pues tendrá en frente a Dylan Ennis, el base titular de récord del Morabanc Andorra.
El canadiense tiene en su poder un registro histórico en ACB. En el duelo ante el Manresa el jugador con pasaporte también jamaicano anotó 36 puntos y logró 48 créditos de valoración, aunque no sirvió para conseguir la victoria (77-82). Un hito histórico, cuyo protagonista estará mañana en el Coliseum. A Álex López le preocupa el quinteto titular de Andorra porque «todos anotan mucho», pero le provoca un gran respeto Dylan Ennis porque «anota, dirige muy bien, ofrece muchas asistencias...».
Un gran desafío para Álex López, que está acostumbrado a bregar en las situaciones más complicadas. Fue clave en el ascenso del San Pablo a Liga ACB. Su aportación es indiscutible en la conquista de la permanencia el año pasado y en la presente se ha amoldado a los intereses del equipo pasando de escolta a base. «No me sorprendió el cambio de rol, sí cómo se originó», explica el canario. Se produjo estando Jaramaz en las filas castellanas. «Hubo una conversación con el jugador y varios miembros del cuadro técnico y Jaramaz dijo que se sentía más cómodo en la posición de escolta; así que yo pasé a jugar de uno», recuerda.
Tiene funciones diferentes y competir de base requiere «más paciencia y un mayor control de todo el mundo». Prestar atención a sus compañeros está presente en su ADN. Ya la pasada campaña trabajó para ayudar a Corey Fisher (Manresa) y a Thomas Schreiner (Bilbao) y esta temporada ha hecho lo propio con Ognjen Jaramaz. «Cada vez me encuentro, más cómodo, más suelto», confiesa.
Álex López no da nada por ganado, aunque se muestra ambicioso en los retos. El San Pablo con 9 victorias no tiene asegurada la permanencia, aunque se encuentra en el buen camino. Por eso, el jugador solo piensa en ganar al Andorra y confía en que lleguen cansados al Coliseum, después del gran esfuerzo que realizaron la noche del miércoles en la pista francesa del Asvel Villeurbanne (80-82), clasificándose para las semifinales de la Eurocup. «Esperemos que estén cansados. Todos sabemos que jugar dos competiciones supone un gran desgaste, pero no debemos pensar en eso, sino en hacer nuestro juego y superarles», explica.
Álex López es uno de los jugadores que ha prolongado su contrato con el San Pablo para las tres próximas campañas (dos más uno) y admite que «eso nos da mucha tranquilidad. También ha firmado Bruno y esa política de renovaciones a mitad de la campaña es muy positiva. Es muy bueno lo que está haciendo el club», analiza uno de los jugadores más comprometidos del San Pablo.