Escribano mandará el PSOE de Burgos con el apoyo del 70% de los votos emitidos

Á.M / Burgos
-

145 de los 400 afiliados ejercieron su derecho a respaldar, o no, al único candidato para estar al frente de la Secretaría Local capitalina

El procurador David Jurado ejerciendo el voto en la sede socialista. - Foto: DB/Patricia González

Todo según el libro. Al menos según el de Luis Escribano. El actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Burgos seguirá siendo el secretario de la Agrupación Local socialista de la capital burgalesa. Era el único candidato, así que no cabía la sorpresa. Lo que sí cabía es ver hasta qué punto mantiene el apoyo de una mayoría de afiliados que, a juzgar por los votos emitidos, mostró escasas pasiones por participar de una decisión que determina quién toma las decisiones y da las órdenes hasta 2016, fecha en la que se volverá a celebrar la asamblea electoral.
En total, fueron 145 afiliados los que ejercieron el sufragio, de los que 101 apoyaron la lista de Escribano, 41 votaron en blanco y 2 introdujeron un voto nulo en la urna. En porcentajes, el 70% de los que votaron optaron por la continuidad de quien ya venía ejerciendo estas funciones en los últimos cuatro años.
Pero si se toma el censo como referencia, que aunque oscila suele mantenerse en torno a los 400 afiliados, también es correcto decir que Escribano mandará con el apoyo explícito de uno de cada cuatro afiliados, lectura que a buen seguro se hará en el seno del sector más crítico con la continuidad del líder socialista, que fue elegido concejal por primera vez en 1979. No obstante, quienes consideran que el veterano político debe hacerse a un lado tampoco han presentado alternativa alguna, circunstancia que justifican en evitar una guerra intestina que en realidad existe y se ha visto agravada en los últimos meses, por lo que se trataría de no interpretarla en público.
Escribano había hecho pública su intención de concurrir a este proceso el pasado lunes acompañados de varios miembros de su lista, entre ellos las concejalas Esther Peñalba y Carmen Hernando. Ambas estaban señaladas (más Hernando puesto que Peñalba ya disputó al diputado Luis Tudanca la Secretaría Provincial) como una posible ‘solución de consenso’. Sin embargo la realidad es que Escribano ha sido quien ha dado el paso adelante y ha ganado.