Polo Positivo como impulso al emprendimiento industrial

DB
-

Grupo Antolín, Gonvarri, Fundación Tomás Pascual y Pilar Gómez Cuétara, Aciturri y Fundación Caja de Burgos presentan en Madrid el proyecto de emprendimiento para atraer talento a la capital y provincia burgalesa

De (i. a d.), Arturo Sagredo (Gonvarri), Emma Antolín (Grupo Antolín), Pilar Pascual (Calidad Pascual), Ginés Clemente (Aciturri) y Rafael Barbero (Fundación Caja de Burgos). - Foto: Juan Lázaro (ICAL)

La plataforma de aceleración industrial creada por Grupo Antolin, Gonvarri, Fundación Tomás Pascual y Pilar Gómez Cuétara, Aciturri y Fundación Caja de Burgos presentó este martes en Madrid el proyecto “pionero” en España de aceleradora dedicada específicamente al impulso de proyectos industriales, una iniciativa privada que nace con el objetivo de convertirse en un referente nacional de emprendimiento.

El director general de la Fundación, Rafael Barbero, puso en valor el origen y arraigo burgalés de estas empresas que cuentan con “excelentes centros de producción” que pueden servir como base para otros proyectos, además de la experiencia de estos empresarios con dilatada trayectoria.

La iniciativa “pretende promover el nacimiento y desarrollo de una nueva generación de emprendedores y de empresas industriales a la vez que fomentar el desarrollo social y económico de la provincia”, resumió Barbero, que apuntó como rasgo más representativo el carácter industrial de los proyectos o servicios, y el necesario emplazamiento en Burgos.

Para Emma Antolín, consejera y directora de Sostenibilidad del Grupo Antolín, el proyecto tiene un encaje perfecto con la actividad de su grupo por ese “marcado carácter emprendedor” que busca “que los emprendedores tengan una oportunidad para poner en marcha sus ideas”, y que haga qua “Burgos sea un centro de emprendimiento en el ámbito industrial” tanto para proyectos nacionales como internacionales.

“Innovación y creatividad” están en la base de los requisitos para los proyectos, pero también se pide que tengan viabilidad y perspectivas de crecimiento. Y es que la selección se hace en base a “criterios bastante estrictos”, aseguró Barbero, ya que “preferimos calidad a cantidad. Buscamos buenos proyectos con alta proyección de futuro”.

Por su parte, el consejero delegado de Aciturri Aeronáutica, Ginés Clemente, aseguró que “Burgos reúne las condiciones idóneas para desarrollar proyectos innovadores”, y defendió la alianza de los distintos grupos. "Juntos podemos dar soporte para que las ideas se conviertan en empresas” y generar valor en la provincia.

Pilar Pascual, consejera de Calidad Pascual, desatacó la trayectoria y experiencia de “todos" los que creen en Polo Positivo, proyecto con el que “poder compartir el éxito”. Para Arturo Sagredo, director de Gonvarri en Burgos, Polo Positivo es “una apuesta por el sector industrial en el que fomentar el empleo desde la innovación apoyando a las pymes”, señaló.

Por tanto, atraer y retener el talento a través de una iniciativa que ofrecerá a los emprendedores una “batería de recursos” entre los que figuran la valoración de la propia idea de negocio, una mentorización y acompañamiento especializado, refuerzo en la viabilidad del proyecto, asistencia en la creación de empresas, acceso a financiación, acuerdos de colaboración, formación, espacios de trabajo, o consultaría estratégica y de negocio.

 

Tres programas. Esta plataforma, en marcha desde el pasado mes de febrero, incorpora tres programas diferentes que cubren todo el ciclo de vida de una empresa: IMÁN de ideas, IMPULSO pymes y I DESAFÍO industrial.

El primero pretende desarrollar el talento emprendedor y favorecer el nacimiento de proyectos empresariales de ámbito industrial, tecnológico o de servicios de apoyo a la industria. Está destinado a emprendedores del sector industrial, tecnológico o de servicios de apoyo a la industria, es decir, a promotores de iniciativas-proyectos con una oportunidad de mercado identificada. Estos proyectos deben desarrollarse y ponerse en funcionamiento en la provincia de Burgos, y deben generar empleo directo en este territorio.

Ya hay una iniciativa seleccionada en este programa. Un proyecto emprendedor encargado de monitorizar maquinaria industrial para llevar a cabo un “mantenimiento predictivo” por medio de inteligencia artificial. Se trata de 'Dation', que ya se encuentra testeando el sistema en las empresas de Grupo Antolín, Gonvarri y Pascual. De hecho, según informaron, se trata del proyecto de un “burgalés expatriado” que desarrollaba su actividad en Madrid. Es el único proyecto que ha sido aprobado hasta el momento de los 15 que se han presentado para este programa, aunque 5 de ellos están en periodo de preevaluación.

IMPULSO pymes ha recibido ya siete solicitudes que están en valoración. Este programa tiene el objetivo de fortalecer el tejido empresarial de la provincia de Burgos mediante el apoyo a pequeñas empresas ya constituidas, con potencial de crecimiento para que alcancen un mayor tamaño y mejoren su capacidad competitiva.

Está destinado, preferiblemente, a pymes con más de tres años de antigüedad del sector industrial, ecnológico o de actividades de apoyo a la industria, con un tamaño recomendable de entre 30 y 80 trabajadores y una cifra de negocio o de balance menor a 10 millones de euros. En resumen, está dirigido a pymes que hayan identificado una línea o proyecto de crecimiento que a su criterio permita a la empresa ser más rentable, crecer, generar empleo o internacionalizarse. También deberán desarrollarse en la provincia de Burgos.

Por último DESAFÍO industrial tiene el objetivo de identificar propuestas o soluciones a problemas reales y a necesidades planteadas por los promotores. Persigue identificar ideas innovadoras y capacidad de completar su desarrollo y llevarlas a término por parte de los candidatos, con el apoyo de las empresas promotoras. Por su parte, las organizaciones aportarán apoyo financiero y técnico para alcanzar el desarrollo de las soluciones seleccionadas. Este programa está destinado a pymes a constituidas, emprendedores, startups, estudiantes e investigadores que propongan una ideainnovadora y factible a los retos, necesidades y/o problemas planteados por los promotores. Todos estos candidatos deben estar dispuestos a desarrollar su proyecto en la provincia de Burgos.

Los grupos empresariales han decidido aportar al proyecto una cantidad inicial de 200.000 euros, al margen de la financiación que puedan lograr luego en el desarrollo del proyecto.