Cealpa se recupera y envía su primer cargamento a Arabia

A.C.
-

El día que se declaró el incendio en las instalaciones de la firma en Trespaderne iban a comenzar a cargarse con paja prensada los contenedores que esta semana han partido hacia el puerto de Barcelona

Cealpa se recupera y envía su primer cargamento a Arabia

El destino es tan caprichoso que muchas veces golpea el día menos indicado. El pasado 10 de diciembre a las siete de la mañana un fuego imparable se desató en una de las tres naves de la firma Cereales, Alfalfa y Paja, S.L (Cealpa). Ese mismo día iban a salir de las instalaciones radicadas en Trespaderne los primeros contenedores marítimos cargados de paja prensada con destino final en Arabia Saudí. Pero las llamas lo devoraron todo. Esta semana, aquel cargamento de 336 toneladas distribuidas en 16 contenedores -uno por camión-, ha viajado finalmente al puerto de Barcelona.
Cuando salgan de allí pasarán entre 11 y 12 días de tránsito marítimo antes de desembarcar en el desértico país árabe, donde la paja servirá para alimentar a las vacas de leche de una macrogranja, cuyos propietarios tuvieron una gran comprensión con lo sucedido y no han tenido problema a la hora de esperar tres meses a que llegara por fin su pedido. Ha sido la primera vez que Cealpa realizaba una exportación de este calado, dado que las que formaliza con Francia y Portugal desde hace años son vistas por sus responsables casi como una venta en el mercado nacional.
Llegar a Arabia Saudí, uno de los países con las mayores granjas de vacuno de leche del mundo, ya es harina de otro costal y ha obligado a la empresa a sumergirse en el enrevesado mundo de la logística. Y es que aunque en Miranda hay empresas que disponen de equipo vacío, los contenedores han tenido que llegar a Trespaderne desde Zaragoza, porque la naviera que los transportará no dispone de equipos (contenedores) ni en Miranda ni en ningún otro lugar más cercano.  Si todo va bien, en marzo está previsto que partan otros 16 contenedores con el mismo destino.
Cealpa se recupera y envía su primer cargamento a ArabiaCealpa se recupera y envía su primer cargamento a ArabiaLos responsables de Cealpa, los hermanos Luis y María Llanos, que cuentan con el apoyo de su padre y fundador de la empresa, Albino, conocen el mercado mundial de la fibra y vieron como Oriente Medio, el sudeste asiático y China eran "grandes demandantes de fibra de calidad, especialmente alfalfa y avena". Ello les llevó a adquirir el pasado año una máquina prensadora de paja y alfalfa, que se salvó del incendio, aunque su sistema eléctrico, así como el de la planta, ha tardado casi dos meses en ser reparado. Cealpa es, además, la única empresa burgalesa del sector homologada para exportar alfalfa en diferentes formatos -pacas o pellet- a China, un mercado complicado por la burocracia, pero con el que no descartan trabajar. El gigante asiático ha comenzado a consumir leche, pero sus campesinos no cultivan los forrajes suficientes, lo que abre unas posibilidades inmensas.
Ante ello, elevar las ventas internacionales es uno de sus objetivos de Cealpa con la vista puesta en evitar una excesiva acumulación de producto en sus naves, uno de los motivos que alargó el incendio durante más de una semana. "El mercado nacional me obligaba a estocar para el invierno, pero con el internacional intentaré sacar la mercancía antes", avanza Luis Llanos. La alfalfa y la paja, que la empresa granula o prensa, así como otras plantas forrajeras llegan a Trespaderne desde numerosos puntos de la provincia y la zona aragonesa del Valle del Ebro para salir, sobre todo, hacia Cantabria, Francia, Portugal y ahora Arabia Saudí.

Este país árabe importó el pasado 27.518 toneladas de alfalfa deshidratada de España en todos sus formatos y el mercado va en alza, dado que en 2018 sus importaciones fueron de 16.803 toneladas, según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (Aefa), a la que pertenece Cealpa. De España a otros vecinos de Oriente Medio, como Emiratos Árabes Unidos, salieron nada menos que 502.977 toneladas el pasado año. En total, las exportaciones nacionales a 27 países, subieron a 1.082.982 toneladas, lo que da idea del mercado que se abre al sector agrícola nacional, el segundo exportador de alfalfa después de Estados Unidos. Ante estos datos, Llanos tiene claro que "la fibra de calidad -alfalfa, avena, veza- es el futuro de la agricultura ahora que tan mal está el sector".
Mira al futuro con optimismo, aunque la reparación de los 2.000 m2 de naves que perdieron parte de sus paredes y la cubierta tendrá que esperar a 2021. De momento, la empresa ya ha mejorado el caudal de sus bocas de riego para agilizar la carga de cisternas y su pretensión es sectorizar parte de la nave que se quemó para reducir daños, en caso de un nuevo incendio. Los mercados internacionales servirán también para elevar el volumen de negocio y consolidar sus 10 puestos de trabajo. En Cealpa no paran. La actividad se ha mantenido durante todo este tiempo gracias al stock que se guardaba en las naves que se libraron del fuego y en febrero se ha trabajado al cien por cien.