Izquierdo: "Los problemas se deben abordar desde el diálogo"

SPC
-

El nuevo delegado del Gobierno asegura que "nada de lo que de lo que suceda en Castilla y León, le será ajeno al Gobierno"

Javier Izquierdo, durante la toma de posesión. - Foto: Ical

El nuevo delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, propuso hoy afrontar la cohesión territorial desde el diálogo y desde una “alianza entre lo urbano y lo rural” y no desde la “visión simplista de unos territorios que se sienten agraviados por otros”. “La realidad es más compleja, y los problemas se abordan mejor desde el diálogo y la cooperación que desde el lamento y el reproche”, dijo.

Javier Izquierdo tomó posesión este jueves de su cargo, en el que sustituye a la socialista abulense Mercedes Martín, en un acto institucional celebrado en Valladolid, en la sede de la Delegación del Gobierno, y que reunió a unas 250 personas, entre ellas al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, además de tres consejeros de la Junta y otras autoridades civiles y militares.

En ese sentido, Izquierdo, que remarcó sus raíces con Castilla y León, se refirió a la cohesión territorial como una de las seis grandes transformaciones que se propone el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Al respecto afirmó que “solo se conseguirá desde el diálogo territorial, no desde la confrontación entre territorios”, ni de ciudades de la Comunidad y menos aún entre lo urbano y lo rural. “El medio rural es más dinámico allí donde hay ciudades cerca, y éstas enriquecen su calidad de vida”.

“Afrontemos estos problemas desde la perspectiva de una alianza entre lo urbano y lo rural, no desde la visión simplista de unos territorios que se sienten agraviados por otros: la realidad es más compleja, y los problemas se abordan mejor desde el diálogo y la cooperación que desde el lamento y el reproche”.

Javier Izquierdo garantizó que “nada de lo que de lo que suceda en Castilla y León, le será ajeno al Gobierno de España”, parafraseando al expresidente de la Junta, el socialista Demetrio Madrid, y se comprometió a ser “altavoz” de las políticas del Gobierno y el “oído” al que lleguen los problemas de la ciudadanía.

De hecho, el nuevo delegado aseguró que la política “verdadera”, “digna” y “comprometida”, “la vocacional y eficaz”, es útil, porque aporta soluciones a los problemas de la gente. “Esa es la seña de identidad de este Gobierno, atender la agenda real de las personas, no agendas paralelas sobre problemas inexistentes”. Además, destacó que la hoja de ruta del Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos es “ambiciosa” y aseguró que tendrá sus especificidades para Castilla y León.

Transición justa

En relación a los retos de Castilla y León, el delegado del Gobierno, nacido en Mieres (Asturias), se refirió a la transición ecológica justa. “Intentemos evitar que en los próximos años nos digan que perdimos ese tren”, señaló Javier Izquierdo, quien afirmó que la Comunidad ha de ser capaz de aprovechar las medidas del Gobierno.

“Somos una tierra puntera en la producción de energías renovables, pero tenemos una deuda con muchas de nuestras comarcas y mi compromiso será contribuir a que lleguen a todas ellas los máximos recursos posibles vinculados a esa transición ecológica justa”, afirmó.

Por ello, Izquierdo asumió el compromiso de convencer al sector privado de que debe ser el que tiene que aprovechar estos fondos y tomar conciencia de que es una “fuente de oportunidades para la actividad empresarial”. “Reflexionemos entre todos sobre el destino de esos fondos y tratemos de aplicarlos de la manera más eficiente”, dijo.

En su intervención, el nuevo representante del Gobierno se refirió a la que modernización de la economía y al reparto justo de la riqueza. A su juicio, frenar la despoblación pasa por contar con un tejido productivo “más moderno y que genere buenos puestos de trabajo”.

“Si no somos conscientes de ello ni lo abordamos desde ese convencimiento, seguiremos viendo a muchos padres y abuelos despedirse de sus hijos y nietos todos los fines de semana en las dársenas y andenes de nuestras estaciones de autobuses y de ferrocarril”, explicó Javier Izquierdo, quien también se refirió al avance científico y la digitalización, la igualdad, el feminismo y la ampliación de derechos civiles y, por último, a la justicia social, el reparto de la riqueza y el Estado de Bienestar.

Igualmente, Javier Izquierdo se refirió a la labor de los empleados públicos de la Administración General del Estado, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y también de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Gratitud para Ábalos y Puente

Por otra parte, el delegado del Gobierno tuvo palabras de gratitud y halago para el ministro de Transportes, con quien fue secretario general de Infraestructuras en la pasada legislatura, así como para el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, con recordó ha compartido “anhelos y desvelos” y de quien -destacó- su “capacidad para hacer relevante una institución, para hacerla visible, influyente y determinante, con el único objetivo de mejorar la calidad de vida de sus convecinos”.

Javier Izquierdo, que prometió el cargo de delegado, estuvo rodeado de su familia y de un gran número de autoridades y representantes de la Comunidad. Además del ministro José Luis Ábalos y Puente, asistieron la exdelegada Mercedes Martín; los consejeros de la Presidencia, Fomento y Medio Ambiente y Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Ángel Ibáñez, Juan Carlos Suárez-Quiñones y Jesús Julio Carnero; la vicepresidenta de las Cortes y secretaria de Organización, Ana Sánchez, y el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, a quien saludó al principio de su alocución.

También asistieron el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad, José Luis Concepción; la fiscal superior Lourdes Rodríguez; el presidente del Consejo de Cámaras de Castilla y León, Antonio Méndez Pozo; los responsables de las instituciones propias de la Comunidad, de los sindicatos UGT, CCOO y Csif, de las organizaciones profesionales agrarias, del tercer sector y de otras organizaciones de la sociedad civil.